El despegue de la segunda fase del polígono industrial de Carballo se ha consolidado en 2017. A pocas semanas de acabar el año, el número de parcelas del polígono de Bértoa vendidas en la ampliación promovida por Xestur supera ya la treintena, casi las mismas que en los dos ejercicios precedentes.

La última adjudicación de suelo en el parque industrial carballés tuvo lugar esta semana. Se trata de 12.391 metros cuadrados en siete parcelas que se vendieron por un total de 475.394 euros. Los compradores se beneficiaron de la bonificación del 50% en el precio del metro cuadrado, al igual que lo han hecho todos los empresarios y promotores que han apostado por el polígono de Carballo en los dos últimos años.

Xestur formalizó esta semana la venta de otros 12.391 metros cuadrados de siete parcelas del polígono de Bértoa

De esta manera, el parque industrial sigue siendo, de lejos, el que más interesa a los empresarios para establecer sus negocios, por lo menos entre los que promueve Xestur. Esta treintena de adjudicaciones de suelo industrial en lo que va de año supone una inversión que ronda los tres millones de euros.

Pero lo más importante es que la venta de estas parcelas en el parque empresarial de Bértoa lleva aparejada la puesta en marcha de la actividad industrial.
Cabe recordar que una de las condiciones de la adquisición del suelo a mitad de precio es que las empresas adjudicatarias tienen el compromiso de construir sus instalaciones y conseguir la licencia municipal en un plazo máximo de tres años desde la compra.

Licencias y bonificaciones

Y así lo están haciendo, tal y como lo demuestra el elevado número de licencias de obras que ha aprobado el gobierno municipal: 18 en los últimos tres años, de las que ocho ya están ejecutadas y ya hay más de una veintena de permisos de construcción solicitados. La última licencia de obras fue aprobada por en la junta del gobierno del lunes para un proyecto de una nave industrial destinada a la fabricación y reparación de maquinaria valorado en más de 800.000 euros

El 2017 no solo ha sido un año récord para la venta de parcelas en Bértoa; también lo ha sido para las bonificaciones del ICIO aprobadas por el Concello de Carballo con el objetivo de seguir promoviendo la actividad empresarial en el municipio.

Hasta el momento el Concello lleva 16 de bonificaciones del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras , que suponen casi 135.000 euros. Las últimas rebajas se realizaron a finales se septiembre a dos empresas (una de ellas para instalarse en el polígono), y no serán las únicas debido al ritmo de venta de parcelas.

Ampliación

Frente a este ritmo de actividad, los empresarios de Carballo ya demandan a Xestur la ejecución de la tercera fase del polígono. Desde la Asociación de Xóvenes Empresarios de Bergantiños (Axober) manifestaron su “apoio incondicional” al acuerdo plenario adoptado para instar a la Xunta a iniciar los trámites para llevar a cabo esa ampliación.

Así lo expresaron al gobierno municipal en una reunión que mantuvieron hace unos días con el alcalde, Evencio Ferrero, y los concejales de Planificación Urbana y Promoción Económica, Milagros Lantes y Xosé Regueira, respectivamente.

Consideran que de seguir el ritmo de ventas de la actualidad, “o solo esgotaríase antes de dous anos”, por lo que es necesario ser previsores y ponerse manos a la obra, más teniendo en cuenta que una tramitación administrativa de este tipo necesita al menos cuatro años para materializarse. Sin embargo, por ahora Xestur no está por la labor, y así lo dejó claro la responsable de la Zona Norte, María Doporto en una reciente visita a Carballo.


Los empresarios demandan la circunvalación y la mejora de la comunicación con Santiago

Además del apoyo a la ampliación, Axober ha hecho llegar al gobierno municipal otras demandas que considera los grandes retos que debe afrontar el desarrollo empresarial de la capital de Bergantiños. Retos que pasan por la mejora de las comunicaciones viarias.

En este sentido, el presidente de Axober, Isidro Varela, señaló que uno de los desafíos es la construcción de la circunvalación que permitirá alejar el tráfico pesado del casco urbano, además de ofrecer una salida más rápida y cómoda hacia el polígono. “Cremos que desde a Xunta de Galicia non se están incentivando os investimentos en comparación con outras comunidades autónomas, e en Carballo en particular moito menos” señala Valera, que trasladará la necesidad prioritaria del viejo proyecto a la administración gallega.

A su vez, la asociación empresarial carballesa considera que el polígono de Bértoa “esixe” unas buenas comunicaciones con Santiago y con la zona sur de la comunidad (incluyendo Portugal). “Non é lóxico que a saída desde Lendo ata Santiago sexa por Arteixo debido ás dificultades que ten o tráfico en Carballo”, señalan.