Un incendio forestal intencionado –el primero de la temporada– calcinó la tarde de ayer más de siete hectáreas de monte en la zona de A Grela (Carballo). Tres cuadrillas forestales, dos motobombas, varios agentes de Protección Civil y un helicóptero, estuvieron más de tres horas trabajando en el lugar para sofocar el fuego que tuvo hasta cinco focos activos durante el operativo.

El foco más grande, que se propagó a lo largo de siete hectáreas, fue en el monte ubicado detrás del pabellón de A Grela, mientras que los otros cuatro era más pequeños, pero no por ello eran menos peligrosos en vista de que estaban cerca de las viviendas.

Hasta cinco focos activos llegaron a producirse en este ámbito, el más importante detrás del pabellón de A Grela

El aviso de fuego se dio poco después de las cinco de la tarde, y ya cuando los agentes de Protección Civil de Carballo llegaron a la zona había activos tres focos de llamas, lo que indica claramente que el incendio fue intencionado.

Prohibidas las quemas

La gran columna de humo negro se visualizaba desde el casco urbano de Carballo y puso en alerta a muchos vecinos del municipio. El incendio quedó extinguido poco antes de las nueve de la tarde, según informaron desde Protección Civil de Carballo.

Este incendio forestal se produjo justo el primer día de prohibición de quemar los restos agrícolas y forestales decretado por la Xunta debido al viento y a las altas temperaturas.