La empresa de transporte Arriva Noroeste gestionará de nuevo la estación de autobuses de Carballo por los próximos cinco años. El lunes la mesa de contratación de la Consellería de Infraestruturas adjudicó el contrato de concesión, a cuya licitación solo se presentó Arriva.

El contrato de concesión aún no está formalizado (la decisión de la Xunta está en plazo de presentación de potestativo de reposición), pero antes de que acabe el verano la empresa empezará a gestionar otra vez la estación de autobuses de Carballo, como ya lo hizo hasta el año 2006.

Reducción de un 15%

La oferta presentada por Arriva rebaja en un 15,03% las tarifas propuestas en el pliego. Esto no quiere decir que haya una reducción con respecto a los precios actuales de los trayectos o de los servicios de que se prestan, en vista de que en el pliego la Xunta subió estas tarifas para hacer viable económicamente la concesión.

En el pliego las tarifas aplicadas a los autobuses variaban entre ocho y 60 céntimos al alza, y las aplicadas a los viajeros subían entre tres y 27 céntimos con respecto a las tarifas vigentes desde 2014. Ahora estos aumentos serán un 15% menor de lo previsto. El valor estimado de la concesión en el pliego es de 606.777 euros.

La mesa de contratación de la Consellería adjudicó a Arriva Noroeste la concesión de la estación de autobuses de Carballo esta semana

Esta concesión es un paso más que da Arriva –filial de la de la multinacional Deutsche Bahn– para volver a hacerse un hueco en el transporte de pasajeros en la comarca después de años fuera de la zona. El primero lo dio ya el pasado mes de octubre con la compra de Aucasa (Autos Carballo), que opera las líneas que unen Santiago y la comarca. Además, hace poco más de un mes compró a Autocares Vázquez las conexiones A Coruña-Carballo, A Coruña-Fisterra.

Cerca de 227.000 pasajeros

Ahora Arriva logra la concesión de la estación de autobuses de Carballo, por la que pasaron el pasado año cerca de 227.000 pasajeros, según los datos de la propia Xunta. Más de la mitad de estos pasajeros tuvieron como destino la ciudad de A Coruña (124.650), beneficiándose de las bonificaciones de las tarifas del Plan de Transporte Metropolitano de A Coruña. Otros 19.742 viajeros tuvieron como destino o llegada los municipios de Cerceda y A Laracha, en tanto que 17.841 hicieron el trayecto Carballo-Arteixo (y viceversa) a lo largo de 2016.
Otros 19.573 viajeros usaron el transporte público que parte de la estación de autobuses carballesa para desplazarse dentro del propio municipio. A todos estos viajeros habría que sumar los 45.153 trayectos que no gozaron de las bonificaciones del transporte metropolitano.

Todos estos pasos entran dentro de la estrategia de consolidación de la compañía que lleva aparejada la inversión de 120 millones de euros. Su objetivo es convertirse en el principal operador de movilidad de Galicia. l

La concesionaria será responsable de la seguridad y limpieza

Con la concesión Arriva se hará cargo de ordenar el tráfico dentro de la estación para garantizar la mayor fluidez y seguridad de las personas y autobuses, así como de las operaciones asociadas a las actividades que se desarrollen en su interior. Asimismo, deberá garantizar que los viajeros reciban información de las rutas que entran y salen de la estación, bien con la habilitación de un servicio de información o con un tablón de horarios actualizado. Además, deberá poner a disposición de los usuarios un servicio de consigna de equipaje y de concesionar, si así lo decide, los locales comerciales y hosteleros y los espacios de publicidad disponibles en las instalaciones carballesas.

La explotación también deberá contar con el servicio de seguridad de la estación y otro de limpieza, garantizando, como mínimo, dos turnos de limpieza diarias para los baños y un turno de limpieza diaria para el resto de las instalaciones.