Los delitos cometidos en Carballo disminuyeron cerca de un doce por ciento durante el primer semestre del año con respecto al mismo período de 2016. En total, entre enero y junio se registraron en la capital bergantiñana 464 delitos, frente a los 526 que se cometieron un año antes, según el balance de criminalidad publicado recientemente por el Ministerio del Interior.

Al igual que en el resto de Galicia, los hurtos que se producen aprovechando un descuido de la víctima, sin violencia ni coacción, son los delitos más comunes que se cometen en Carballo. Según las estadísticas de las fuerzas de Seguridad del Estado que recoge el Ministerio, en el municipio carballés se registraron en los primeros seis meses del presente ejercicio un total de 111 hurtos, un 4,6% menos. Esto supone que en Carballo se cometen casi cinco hurtos a la semana.

Robos en comercios

Disminuyeron también en este semestre los robos en establecimientos comerciales y de hostelería En todo el período se produjeron nueve robos y la mayoría de ellos (8) se registraron entre enero y marzo. Esto supone que con respecto al pasado año, los robos en comercios y bares se redujeron en más de la mitad.

Entre enero y junio se registraron 464 delitos cometidos en Carballo frente a las 526 de 2016

Los datos de criminalidad contra los establecimientos hosteleros y comerciales se empezaron a incluir este año en el balance de criminalidad como consecuencia de la modificación implementada por la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat). De la misma manera, este ejercicio 2017 es el primero en el que se incluye a Carballo (y al resto de los municipios de más de 30.000 habitantes) en los balances periódicos de Interior, lo que permite conocer la situación de la criminalidad a lo largo de todo el año y no solo una vez en el ejercicio: cuando tiene lugar la junta local de seguridad.

En lo que va de año los delincuentes han preferido las viviendas a los comercios y bares. De ello dan fe los 17 robos con violencia en domicilios del municipio que se han registrado hasta junio. No obstante, la caída interanual es la más importante de todos los índices de seguridad que incluye el balance de los delitos cometidos en Carballo, ascendiendo al 62.2 por ciento. No es un dato nada despreciable si se tiene en cuenta que en los seis primeros meses de 2016 hubo 45 robos con violencia en domicilios, frente a los 17 del presente ejercicio.

Los que se mantienen estables son los datos de robos con intimidación. Tanto en el primer semestre de 2016 como en el período actual se registraron seis delitos de este tipo en Carballo.

Sustracción de vehículos

Casi un 47% se redujeron los robos de vehículos en Carballo en lo que va de año. Fueron en total ocho los vehículos robados en la capital bergantiñana entre enero y junio, frente a las quince sustracciones registradas el año anterior.

La perpetración de la mayoría de estos delitos cometidos en Carballo tuvo lugar en los primeros meses del año, cuando fueron cinco los coches robados, mientras que entre abril y junio solo fueron tres más.

Asimismo, los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria bajaron un 37,5 por ciento. En las estadísticas oficiales solo se reflejan cinco delitos de este tipo. El resto de las infracciones que figuran en el balance de criminalidad del Ministerio como el tráfico de drogas (1), los homicidios dolosos, asesinatos consumados o en grado de tentativa (1), agresiones sexuales o delitos contra la libertad y la indemnidad sexual (3), son minoría en la capital bergantiñana.


La criminalidad sigue siendo de las más bajas entre los municipios gallegos más poblados

Al igual que en el primer balance de criminalidad del año publicado por el Ministerio del Interior, las estadísticas más recientes mantienen a Carballo entre los municipios gallegos con más de 30.000 habitantes con menor índice delictivo. Solo son mejores los datos registrados en Narón, Arteixo y Ames, en los que el número de delitos cometidos fueron entre un 18 y un 6% menos que en la localidad carballesa.

No obstante, la posición de Carballo en las estadísticas varía dependiendo del tipo de delitos del que se trate. Por ejemplo, el municipio es el segundo de los ayuntamientos gallegos más poblados –dejando de lado a las siete ciudades– en los que más hurtos se produjeron en el primer semestre, solo por detrás de Vilagarcía de Arousa (184).

En cambio, es la localidad gallega más poblada en la que menos robos con violencia en domicilios y establecimientos se registraron, siendo la única que no llega a la veintena de este tipo de delitos en todo el semestre. Tampoco está Carballo entre los municipios con más robos de vehículos, sino todo lo contrario. Solo se sustrajeron menos coches en Narón y Oleiros.