La fábrica de Conservas Calvo en Carballo es la primera del grupo que contará con un nuevo modelo de gestión industrial: el “Calvo Excellence System” (CES), en el que la empresa invertirá cerca de 25 millones de euros en los próximos cuatro años.

Este nuevo sistema fue presentado ayer en Carballo, en un acto en el que estaban buena parte de los directivos del grupo, encabezados por el consejero delegado, Mané Calvo, el presidente, Luciano Calvo, el presidente de honor, José Luis Calvo, y la consejera, María Dolores Calvo. A todos ellos se unieron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira do Mar, Rosa Quintana.

El plan de transformación industrial que está implantando Calvo está basado en la filosofía “Lean” puesta en marcha por Toyota en los años 80 –y que también está implementando Navantia– y que consiste en analizar todo el proceso de producción y en base a los datos eliminar cualquier parte del mismo (y por lo tanto, gasto) que no redunde en la creación de valor en el consumidor final.

Este modelo se aplicó en el proceso de producción de la línea “Calvo Ligero” y se aplicará durante los próximos meses en el proceso de mejora del mejillón.

La conservera invertirá en cuatro años cerca de 25 millones de euros en aplicar el “Calvo Excellence System”

Según explicó Antonio Cuevas, director de I+D del grupo, “partimos del conocimiento y caracterización de la materia prima y siempre basándonos en los parámetros que aportan valor a los consumidores, decidimos nuestros estándares de calidad y aquellas partes del proceso que definen la calidad del producto y que tenemos que controlar”.

Asimismo, indicó que “la unidad mixta está avanzando bastante bien y tenemos la esperanza de adelantarnos al futuro con todo lo que estamos haciendo”.

El CES se aplicará en todos los departamentos del grupo y en ello trabajará un equipo multidisciplinar haciendo un análisis exhaustivo de la situación actual “y en función de eso nos hemos fijado objetivos ambiciosos y cómo lo vamos a hacer. Lo que pretendemos es construir los fundamentos que permitirán que el CES sea sostenible en el tiempo y realizar mejoras en los procesos de gestión de los datos”, añadió el director de la planta carballesa, José Miguel Rivero.

Luego de la presentación del CES que realizaron los directores de Calvo, el presidente gallego valoró todas las innovaciones que pone en marcha la empresa para mantenerse en la vanguardia del sector de las conservas.

“Esta explicación demuestra porque una empresa de ultramarinos de los años 50 en Carballo hoy es una multinacional gallega, con más de 5.000 trabajadores, presente en 70 países, siendo el primer proveedor de conservas en Brasil”, dijo Feijóo.
Puso a Calvo como ejemplo de “emprendimiento, de compromiso con Galicia y de internacionalización” en un sector puntero para la comunidad como la conserva. También destacó el arraigo al territorio de Calvo: “Desde Galicia, sin salir de Carballo, expandiéndose por toda Europa, América del Norte, América del Sur y también por Asia, estamos acreditando que en Galicia sabemos trabajar”.

El consejero delegado, Mané Calvo, agradeció la presencia de Feijóo y pidió el apoyo de la administración para poder competir en igualdad de condiciones. Sobre el CES apuntó: “Creo que es un paso más y creo que lo vamos a conseguir. Llevamos muchos años haciendo lo mismo y lo vamos logrando”.