Carballo es el cuarto ayuntamiento de Galicia que más invirtió el pasado año en obra pública. Así se refleja en el informe anual de la Federación Gallega de la Construcción que se ha dado a conocer esta semana. En 2017 el Concello de Carballo licitó obras por un total de 5.920.199 euros y en la Comunidad solo fue superado por A Coruña, que invirtió más de 16,8 millones de euros; Vigo (13,2 millones) y Ourense (5,94 millones de euros).

La capacidad inversora en obra pública de la capital de Bergantiños no solo fue superior al de las otras cuatro ciudades gallegas y a de los concellos similares en población, sino que también fue una de las que más aumentó en toda la comunidad con respecto a 2016. Así, según se indica en el informe, el ejercicio pasado el Ayuntamiento de Carballo destinó un 40,46% más de dinero a obra pública que el año precedente –cuando se invirtieron 4,2 millones de euros– actuando a contracorriente de los desplomes sufridos en las administraciones autonómicas y del Estado.

En el conjunto de la Costa da Morte los concellos licitaron contratos de obra pública por más de 11,7 millones de euros

De hecho, un dato llamativo es que Carballo licita más dinero en obras que algunas consellerías o entidades de la Xunta de Galicia, como la de Medio Ambiente e Territorio o Augas de Galicia, por ejemplo, en las que el importe destinado a obras fue de 3 y 5,3 millones de euros, respectivamente. Los datos anuales de la Federación respecto a Carballo no son una sorpresa.. Desde hace varios años la construcción financiada con fondos públicos vive un momento dulce en el municipio en donde se suelen contratar y poner en marcha una cantidad nada despreciable de obras.

Por ejemplo, solo en 2017 se licitaron una veintena de contratos de obra, y en la actualidad hay una quincena pendientes de adjudicación. A estas licitaciones habrá que añadir todas las obras  previstas en los presupuestos del presente ejercicio que ascienden a casi 4,5 millones de euros y las que se puedan financiar con el superávit que se incorpore a las cuentas una vez que cierre el ejercicio. Por lo que el municipio podría superar este 2018 las inversiones del año pasado.

Resto de la comarca

A lo largo de 2017 el conjunto de los ayuntamientos de la Costa da Morte licitaron obras públicas por valor de 11, 7 millones de euros, de los que casi la mitad se invirtieron en Carballo. Después de la capital bergantiñana el consistorio que más fondos destinó a obras públicas fue Vimianzo, con 945.254 euros, un 16% menos que el año anterior. A este municipio soneirán le siguen Cerceda, con 877.897 euros (-38%); Santa Comba que licitó obras por valor de 786.175 euros (59% menos que en 2016) o Ponteceso, que duplicó su inversión en obras en solo un año, con licitaciones que ascienden a 523.014 euros.

En Camariñas y en Cee el dinero que se destinó a actuaciones púbicas fue similar (421.856 y 402.563 euros, respectivamente) y en A Laracha el importe asciende a los 389.399 euros, un 64% menos que un año antes.

Ya por debajo de los 300.000 euros en obras licitadas están el resto de los concellos. Solo en tres ayuntamientos de la zona no figura ninguna licitación  de obra pública: Coristanco, Muxía y Fisterra.

Desde la Federación sostienen que la inversión de los ayuntamientos (que representa el 28% de lo licitado de Galicia) podría aumentar si el Ministerio de Hacienda les permitiera invertir todo el remanente.