El Concello de Carballo dispone en la actualidad de casi diez millones de euros en los bancos y una buena parte de los fondos allí deberá quedarse. Es una liquidez histórica en el municipio que en breve podrá aumentar hasta casi los doce millones una vez que se ingresen en las arcas municipales las dos últimas certificaciones de los fondos Feder por el Anllóns-Bardoso, pero que, debido al límite gasto, no podrá invertirse.

Según explicó el alcalde, Evencio Ferrero, de los 7,6 millones de euros del remanente de tesorería para gasto corriente con los que cerró el Concello el ejercicio 2016 –los otros dos millones que elevan la tesorería hasta casi los diez millones son del canon del ciclo integral del agua–, solo se podrán incorporar al presupuesto de este año los 1,8 millones de euros del superávit para realizar inversiones financieramente sostenibles. No obstante, el primer edil espera que a lo largo del año se pueda ir incorporando más remanente de manera “gradual”, teniendo en cuenta que la Diputación ya anunció que incorporaría más de su remanente, que repartirá entre los concellos.

Una regla sin sentido

El regidor defendió una vez más el sinsentido y las limitaciones que supone el límite de gasto –que impide gastar más que el porcentaje de crecimiento del PIB– en ayuntamientos como Carballo que cada año tiene más de un millón de euros de superávit presupuestario, con un ahorro millonario, cumple con el principio de estabilidad y con el límite de gasto –esta vez por solo 88.000 euros–, paga en plazo a sus proveedores y no tiene deudas bancarias.

El presupuesto de 2016 cerró con un remanente de tesorería para gastos de 7,6 millones y solo de podrán incorporar 1,8 millones para invertir

“Si ya estamos equilibrados, porque por ley debemos estarlo, y siempre vamos a ingresar más de lo que gastamos, ¿cuál es el problema de que gastemos?”, pregunta Ferrero que también indicó que desde la Fegamp se está trabajando para que el gobierno del Estado sea más flexible con los municipios que están saneados.

Recordó que cuando en Carballo hubo desequilibrios presupuestarios y números rojos, la causa fue el incumplimiento de la administración estatal a la hora de realizar las transferencias correspondientes.


La recaudación municipal se mantiene por arriba del 88 por ciento en 2016

Además de la liquidación del presupuesto 2016, el gobierno carballés dará cuenta en el pleno del lunes de la recaudación de 2016. Los números, señaló ayer Evencio Ferrero, evidencian que, un año más, los carballeses son muy responsables a la hora de pagar los tributos, con un nivel de recaudación que supera el 88 por ciento y con mejoras en la mayoría de los casos con respecto al año anterior.

En el IBI urbano el nivel de recaudación está en el 93% y en el 92% en el rústico, mientras que el IBI especial –el canon de la autovía AG-55– es del 100%. En el impuesto de vehículos la recaudación en período voluntario es del 95%, el mismo porcentaje de los vecinos que pagan en plazo y en forma la tasa por el servicio de recogida de basura de las viviendas, que en el caso de los comercios es del 91 por ciento. La recaudación más elevada está en los vados (98%) y las más bajas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en la tasa de la feria de A Milagrosa, que están en el 88 y 89%, respectivamente, aunque en este último caso subió en cuatro puntos respecto al 2015.

“Valoramos muy positivamente que se mantengan estos porcentajes”, manifestó el primer edil, afirmando que está “muy por arriba de la media de recaudación de Galicia”.


Adhesión de Carballo a la Reserva da Biosfera Mariñas Coruñesas

El pleno del lunes aprobará la adhesión de Carballo a la Reserva da Biosfera Mariñas Coruñesas que solicitó la propia entidad en el mes de febrero. La corporación también dará el visto bueno a una revisión del precio de la concesión del servicio de recogida de basura, que permitirá ahorrar al Concello casi 4.000 euros anuales y se debatirá una moción del PP que fue desestimada en comisión.