La Costa da Morte finalizó el mes de marzo con una nueva bajada de la tasa de paro, la segunda del año. Es una disminución intermensual generalizada en la que ningún ayuntamiento siguió la tendencia contraria y en la que destaca Carballo como el segundo municipio con mayor reducción del número de parados de toda Galicia en marzo.

Según las estadísticas mensuales publicadas ayer por la Consellería de Economía, Emprego e Industria, un total de 134 vecinos de la capital de Bergantiños salieron de las listas del paro, con lo que la reducción porcentual fue superior a los cuatro puntos. En este caso, Carballo solo fue superado, por muy poco, por el Concello de A Coruña, que redujo su número de desocupados en 137 personas. El descenso del desempleo en el municipio carballés fue superior, incluso, al de comarcas enteras como O Deza, Baixo Miño y Barbanza, solo por mencionar algunas en las que más se redujo.

Un total de 9.324 parados

Marzo cerró en el conjunto de las comarcas de Bergantiños, Fisterra, Soneira y los municipios de Cerceda y Santa Comba con 443 personas menos en el paro, un 4,5% respecto a febrero, hasta alcanzar los 9.324 demandantes de empleo. En el resto de la comarca bergantiñana (en la que el número de parados bajó en 207 personas), el paro disminuyó en un 3,4% en Cabana, otro 2,3% en Coristanco; 4,3% en Laxe; 1,6% en A Laracha, un 2,9% en Malpica y un 2,6% en Ponteceso.

En Fisterra, por su parte, la mayor caída de la tasa de paro se produjo en Dumbría, tanto en números relativos como absolutos. En la localidad de la fervenza la desocupación bajó más de un 15% respecto al mes anterior., lo que se traduce en 43 personas, hasta alcanzar los 237 parados con los que cerró el pasado mes.

En el conjunto de la Costa da Morte disminuyó el paro en casi medio millar de personas

Le sigue Fisterra, con 38 vecinos menos en las listas del Servicio Público de Empleo Estatal, y una caída del desempleo que supera el ocho por ciento. Por su parte, 30 fueron los parados que perdió Cee a lo largo del pasado mes (4,5%), mientras que en Muxía y Corcubión la disminución fue del 3,5 y del 6,7 por ciento, respectivamente.

En cuanto a la comarca soneirana; 39 personas salieron del paro en Camariñas, lo que supone una caída intermensual de la tasa del paro del 8,4%, en tanto que en Vimianzo fueron 27 (5,6%) y en Zas, otros 19 vecinos (6,2%). De la caída del desempleo en la comarca tampoco se escapan Cerceda y Santa Comba, aunque no en igual medida. Y es que mientras en Cerceda solo hay un parado menos, que se traduce en una bajada del paro del 0,4%, en Santa Comba son 19 las personas que dejaron de ser desempleados.


Los servicios y la construcción, los sectores con mayor caída de la desocupación

Al igual que en los municipios, en los sectores económicos la caída del paro fue generalizada, si bien en marzo hubo áreas en las que se notó más la disminución del número de parados. Este último caso fue el de los servicios y la construcción.

En el primero, el desempleo disminuyó con respecto al mes de febrero casi un cuatro por ciento, es decir, en 198 personas, cerrando el mes con 4.951 parados. Es lo normal en esta época, con la llegada de festividades como la Semana Santa, que obliga al sector a realizar nuevas contrataciones, aunque el grueso de las mismas son temporales. En la construcción, la activación de las inversiones en obras públicas en la comarca sigue tirando del carro del empleo en el sector, que el pasado mes disminuyó el número de parados en 110 personas.
En el sector agropesquero el número de demandantes de empleo a finales de marzo fue de 328 personas, un 9,6% menos que en febrero tras salir del paro 35 vecinos de la zona que se dedican al sector.

En la industria la bajada intermensual del paro fue superior al cinco por ciento (99 personas), aunque en el sector aún hay registrados 1.744 parados. Por último, entre las personas sin empleo anterior fue donde el descenso de la tasa del paro fue menor: 0,16% hasta las 609 personas.