El casco urbano de Carballo perdió ayer una de los murales urbanos más emblemáticas del proyecto “Derrumbando muros con pintura”: “A orixe”, más popularmente conocida como el buzo, pasó ayer al recuerdo de los carballeses una vez que el Concello procedió al derribo de la vivienda donde se ubicaba.

No será un adiós definitivo, sino un hasta luego. La obra del grafittero Mou se repintará en la medianera que queda ahora a la vista tras la demolición y para eso ya cuenta con el visto bueno de los propietarios del inmueble. Así, una vez que pase el invierno, Mou se volverá a subir a los andamios y “o buzo reaparecerá entre as augas aínda máis grandioso”, declaraba el concejal de Promoción Económica, Xosé Regueira, ayer en sus redes sociales.

Derribo

El derribo del inmueble comenzó ayer a primera hora de la mañana. Ya la noche del martes la zona estaba vallada, aunque esto no impidió que muchos de los peatones y conductores se sorprendieran por ver desaparecer el mural bajo los embistes de un retroexcavadora de la empresa Construcciones José Manuel Gómez y Otro, adjudicataria de la obra.

El Concello demolió el inmueble ubicado en el cruce de la calle Fábrica y la avenida das Flores, mientras otro del os murales urbanos espera ser arreglado

El edificio, que llevaba años abandonado, fue adquirido por el Ayuntamiento el pasado mes de mayo por casi 50.000 euros. Ahora, el espacio resultante tras la demolición se incorporará al sistema viario del casco urbano con la ampliación de la acera, tal y como está contemplado en Plan Xeral.

Y si el buzo está pendiente de una nueva ubicación, otro de los murales urbanos más conocidos del municipio, “O Carballo”, ubicado frente a la rotonda de la calle Sol, está esperando por un arreglo. Las inclemencias del tiempo han provocado que la pintura de una parte del mural se desprendiera hace unas semanas y así continúa. Una de las autoras del mural, la italiana Roberta Venanzi, ya se ofreció a arreglar la obra cuando vuelva a Galicia el próximo mes.

Obras del Plan Único

Siguiendo con las obras, la corporación de Carballo aprobará el lunes las obras que se financiarán con el Plan Único de la Diputación, en el pleno del mes de diciembre que se adelantará al coincidir el día que correspondía celebrar la sesión con el 25 de diciembre, día de Navidad. Las actuaciones que se financiarán con los fondos provinciales serán la remodelación de la calle Barcelona, que costará 422.907 euros, y también mejoras viarias en varias parroquias.

Concretamente, se trabajará en la mejora de la capa de rodadura de la vía de Mirón hasta la carretera de Razo; la de Bolón a A Gándara (Sofán); de la carretera que va desde el puente de Bértoa hasta Moucho y la que va desde A Vixía a Lema. Además, se eliminará el tendido eléctrico del entorno de la iglesia de Rus, con una inversión de 44.541 euros.