El Concello de Carballo recicló durante los meses de julio y agosto un total de 109,5 toneladas de vidrio, un 13% más que las toneladas logradas el pasado verano. Con la implicación del sector hostelero, el municipio logra mejorar unos datos ya de por sí muy buenos, según el gerente de Ecovidrio, Germán Fernández, que entregó ayer al alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, el premio “Iglú Verde” por este aumento en el reciclaje de vidrio.

“Son unos resultados más que satisfactorios que lo hacen merecedor de este galardón”, declaró Fernández en la rueda de prensa.

Ecovidrio galardonó al Concello con el premio “Iglú Verde” por aumentar el reciclaje del material un 13 por ciento

El gerente de Ecovidrio reconoció que mejorar los datos en casos como el de Carballo “es complicado, porque ya dispone de datos bastante altos”, con una media de reciclaje por habitante de 18 kilos al año, lo que representan 556.760 kilos de material reciclado en 2015.
Fernández también reconoció la implicación de los hosteleros, sector en el que enfocaron la campaña de verano ya que es el que produce la mitad del vidrio en un municipio. “Siempre vemos un salto cualitativo cuando apostamos por hacer cosas con la hostelería”, señala el gerente y concluye: “Cuando la hostelería funciona, el Concello funciona”.

En Carballo fueron 85 los locales que participaron en la iniciativa y uno de ellos –la Cervecería Troula– logró los 10.000 puntos, lo que la hizo merecedora de un crucero por el Caribe, que recogió simbólicamente su propietario Zeus Brandón. Tanto Ferrero como el concejal de Servizos, Lois Lamas, manifestaron el compromiso municipal de continuar mejorando la eficacia en la recolección de vidrio.