El servicio municipal de plagas de Carballo retiró el pasado año 249 nidos de avispa asiática en el municipio y esto solo entre los meses de mayo y diciembre. Así lo dio a conocer ayer el Concello, que destacó que está coordinando esfuerzos con los apicultores para luchar contra la invasión de esta especie que está causando verdaderos estragos en la producción apícola municipal.

Ambas partes reconocen que la lucha contra la proliferación de la avispa asiática es muy difícil, pero es necesario coordinar esfuerzos para frenar su incidencia, ya que la aparición de los nidos primarios se produce cada vez más temprano; el primero del año pasado fue detectado el 25 de mayo y esta vez ya se vieron los primeros nidos en marzo.

En este ejercicio la proliferación de la plaga de la avispa asiática comenzó dos meses antes y los expertos estiman irá a peor

Zonas afectadas

En la zona de la Férveda de Entrecruces es donde se ha detectado una mayor proliferación de nidos de avispa asiática, además de a lo largo de todo el río Taboada y también en las zonas costeras, que es donde más está actuando el servicio de control de plagas municipal. En esta época el trabajo se centra en la retirada de los nidos primarios, a la vez que se colocan trampas en las zonas afectadas.

El pasado año se instalaron un centenar, distribuidas por todo el territorio, que permitieron capturar 1.654 ejemplares de avispa asiática. Se trata de un número elevado aunque este año los expertos avisan que será peor. Cuando se detecta un nido de avispa asiática se pone en marcha un equipo de trabajo integrado por personal del servicio de control de plagas y apicultores que acuden el lugar donde está el nido para retirarlo antes de que las larvas eclosionen. Debido a la proliferación de esta plaga la producción de miel disminuyó en Carballo en más de 50%.