Los servicios de contratación del Concello de Carballo mantuvieron el pasado año el elevado ritmo de trabajo de los ejercicios precedentes. Solo a lo largo de 2017 el departamento municipal sacó adelante casi medio centenar de contratos, de los que más de la mitad ya están resueltos y, el resto, pendientes de adjudicación.

El volumen de licitaciones de 2017 no solo fue elevado en cuanto al número de contratos sino en el importe global de los mismos, que superó los once millones de euros. A diferencia del año 2016 cuando se licitó el millonario contrato de gestión del ciclo integral del agua, esta vez el grueso del dinero se destinó a obras.

Saneamiento y viales

Tal y como estaba previsto en los presupuestos y en el Plan Único de la Diputación, la mayor parte de los contratos de obras públicas licitados a lo largo del pasado ejercicio por el Concello de Carballo fueron de saneamiento y mejoras viarias.

En el primer caso, no se ha realizado por ahora  ninguna adjudicación debido a que los procedimientos comenzaron en el tercer trimestre del año. La licitación que está más avanzada es la del contrato de mejoras urgentes en la red de saneamiento y abastecimiento (por más de 175.000 euros).

En este procedimiento la mesa de contratación ya abrió todas las plicas y solo falta por publicar la propuesta de adjudicación que deberá recibir el visto bueno de la junta de gobierno. En el resto de las obras de saneamiento en contratación para las zonas de O Barral, Feira de Berdillo, Quintela, Rus, Sofán, O Cadabuxo, A Ermida y A Rachola, el procedimiento está actualmente en la fase de evaluación de los proyectos técnicos presentados, de lo que se están encargando un comité de expertos nombrado a finales de noviembre por la alcaldía.

El importe de los contratos que fueron licitados o continúan adelante con el procedimiento asciende a once millones de euros y la mayor parte de ellos de destinan a obras.

En una fase anterior están las licitaciones de las obras de saneamiento de Vilar de Cidre (Razo), A Redonda, A Igrexa, O Piñeiro y Outeiriños, en las que solo se han abierto las primeras plicas y debe nombrarse todavía a los técnicos que evaluarán los proyectos presentados por las empresas.

En cuanto a las  obras públicas en los viales, una parte ya están finalizadas, como la primera fase de la reurbanización del entorno del colegio Xesús San Luis Romero, o las reparaciones de los viales secundarios en varias parroquias.

Servicios y suministro

Aunque no tan cuantiosos como los de 2016, los contratos de suministro y servicios también representaron una parte importante del trabajo del departamento municipal el pasado año.

El más importante fue, sin duda, el contrato de gestión del servicio de ayuda en el hogar que se formalizó recientemente tras más de un año de procedimiento y de varias suspensiones, por más de 2,1 millones de euros. En la actualidad están pendientes de adjudicar los contratos de servicio de formación de cocina, y dirección de la banda de gaitas.

El Ayuntamiento instala un parque infantil en Vilela

El Concello de Carballo acaba de instalar un parque infantil en la escuela de Vilela, que tras dejar de funcionar como centro educativo se ha convertido en un centro social usado por los vecinos de la localidad. Fue un compromiso al que llegó el Ayuntamiento con el Consello Parroquial de Vilela, que pidió la instalación de este parque infantil para dar cobertura a la demandan de servicios para la infancia que hay en la parroquia carballesa.

Tras la instalación de los juegos, ahora solo resta por realizar el pintado del muro exterior de la parcela, que se acometerá en cuanto el tiempo lo permita, según informó ayer el Concello. Estos trabajos completarían el acondicionamiento de la antigua escuela de Vilela, cuyo interior también fue objeto de una actuación por parte de la municipalidad para que pudiera ser usada por los vecinos de la parroquia para realizar las actividades que precisen.