El Concello de Carballo prevé recaudar a lo largo de este año un 3,4% más por multas de tráfico que en el pasado ejercicio. En los presupuestos municipales que entraron en vigor el pasado lunes la partida de ingresos por sanciones de tráfico asciende a 180.000 euros, es decir, seis mil euros más que hace un año.

Las estimaciones de ingresos por multas de tráfico se han incrementado progresivamente en Carballo en los últimos cuatro años. En 2016 las previsiones municipales de recaudación en este concepto alcanzaban los 150.000 euros, y las de 2015 eran de 140.000 euros. Así, desde 2014 hasta ahora los ingresos municipales por sanciones de tráfico han aumentado 80.000 euros.

Lógicamente, estas son solo previsiones, aunque el aumento de la partida presupuestaria todos los años da a entender que en cada ejercicio sube el importe de las multas que se encarga de gestionar la Diputación de A Coruña desde 2011. En este sentido, cabe recordar que en 2016 –el balance de 2017 aún no ha sido presentado por la Policía Local– el número de sanciones por infracciones en la circulación impuestas por la policía carballesa bajó en más de un 12%, hasta las 3.637.

Desde 2014 la partida ingresos de los presupuestos carballeses por las multas de tráfico subió en 80.000 euros, es decir, casi el doble

Buena parte de estas sanciones son por exceso de velocidad, que es desde hace años el principal problema vial que afecta a Carballo, especialmente en la calle Vázquez de Parga y en A Revolta. De hecho, solo en 2015 las sanciones que supusieron la pérdida de puntos por sobrepasar el límite de velocidad alcanzaron casi las 80, según los últimos datos de siniestralidad que constan en la Dirección General de Tráfico (DGT).

Otros ingresos

La recaudación por multas no es la única que subirá en Carballo este año. El gobierno también estima que en los impuestos directos (IBI, vehículos, actividades económicas y valor de los terrenos) las arcas públicas recibirán más de 9,4 millones de euros, un 24,7% más que en 2017.

El mayor incremento lo espera el Concello de Carballo en el IBI Urbano, en el que se preven altas por más de un millón de euros, a los que hay que sumar otros 450.000 euros de nuevas altas del IBI rústico. Por su parte, la recaudación por el ICIO se mantiene en 185.000 euros.

Los ingresos por tasas y precios públicos bajan

Mientras que la recaudación por los impuestos directos y las multas aumentan, los ingresos municipales por las tasas y precios públicos bajan. Para el presente ejercicio los ingresos previstos por el cobro de tasas por la prestación de servicios descenderá en más de 36.500 euros.

La bajada se refleja en la tasa de alcantarillado por la que este año se cobrará 520.000 euros (un 6,3% menos que en 2017), y en la de la recogida de basura. Por la prestación de este último servicio el Concello de Carballo recibirá 1.460.000 euros (30.000 euros menos que hace un año) debido al descenso en el número de recibos a las viviendas.