Hasta en tres ocasiones el conductor que atropelló al policía local de Carballo esta madrugada causándole la muerte dio positivo en alcoholemia en los controles que realizó la Policía Local en los últimos años. El jefe del cuerpo municipal, Roberto Mosquera, indicó que la última alcoholemia en la que este conductor dio positivo se le hizo en el año 2015 en la calle Fomento.

Dando más detalles sobre el accidente que le costó la vida a José Luis Garea, de 50 años y vecino de Cerceda, explicó Mosquera que se produjo sobre las 5.30 horas de la madrugada en As Labradas. Tres agentes de la Policía Local estaban reforzando el control de tráfico a petición de la Guardia Civil, motivado por las fiestas de Berdillo. 

Cuando Garea estaba deteniendo a un coche para realizar la identificación, este segundo coche -una furgoneta- lo embistió por detrás. “Se lo llevó por delante. De hecho, el compañero falleció en el acto”, señaló Mosquera. El accidente pudo ser más trágico si cabe ya que un segundo policía carballés tuvo que saltar para no ser también arrollado.

El conductor que dio 0,94 en alcoholemia está detenido en la Comandancia de A Coruña y será puesto a disposición judicial el lunes. Se le imputará un delito de homicidio por imprudencia grave.

La zona en la que el policía local fue atropellado no es un punto negro en las carreteras carballesas. De hecho, el alcalde, Evencio Ferrero, aclaró que es una amplia recta -en la carretera de Ordes- con mucha visibilidad. Por ello, asegura que el accidente solo se puede explicar por una “negligencia absoluta” del conductor. “Serán los jueces los que digan si tiene consecuencias penales o no. Yo espero que sí”, sentenció el regidor. 

Desde el Concello de Carballo se ejecutarán “as medidas xudiciais oportunas para a defensa e honores do policía falecido”, según acordaron los portavoces municipales en una reunión previa al pleno. En este sentido, el alcalde aseveró  que toda la corporación se pone a disposición de la Policía Local y de la familia del agente  “para que a honra e os méritos de José Luis Garea sexan por sempre recoñecidos”.

El Concello de Carballo decretó dos días de duelo en un pleno extraordinario celebrado al mediodía de hoy, donde se guardó dos minuto de silencio por José Luis Garea. 

 Las banderas de la casa consistorial ondean a media asta “como testemuña de dor e solidariedade” y los actos organizados directamente por el Concello han sido suspendidos.

José Luis Garea Vales  estaba casado y tenía tres hijos. Llevaba siete años prestando servicio en la Policía Local de Carballo. Está siendo velado en el tanatorio de Cerceda y mañana a las seis de la tarde será enterrado.