El ahorro energético es un tema que cada vez cala más en las administraciones y también en las empresas, en donde todo ahorro es bienvenido. Los empresarios del polígono de Bértoa no escapan a esta dinámica y por eso encargaron la elaboración de una auditoría energética para conocer las posibilidades reales de ahorro de energía que hay en el parque industrial si las empresas toman las medidas necesarias.

El informe final de esta auditoría realizada por la empresa Energal se dio a conocer ayer y arroja datos tan interesantes como que el consumo de energía anual de todo el polígono de Bértoa es equivalente al de 783 hogares. Son más de seis millones de kilovatios/hora los que consumen el conjunto de las 162 empresas del parque industrial carballés (tanto en electricidad como en combustible), lo que supone un coste de 731.609 euros cada año.

Posibilidad de ahorro

La auditoría –que financió el Concello de Carballo– se realizó con una muestra de 32 empresas que participaron voluntariamente en el estudio. De cada una de ellas se hizo una evaluación profunda del consumo energético –inventario de equipos eléctricos y técnicos– que se extrapoló al resto de las firmas que forman parte de la primera fase del polígono de Bértoa, y se dan las recomendaciones necesarias –a nivel particular– para posibilitar el ahorro energético en el parque.

Una auditoría revela que el porcentaje de ahorro de energía de las empresas podría llegar al 17,73 por ciento

Los técnicos estiman que si se apuesta por poner en marcha medidas de eficiencia energética en las empresas, el polígono carballés tiene un potencial de ahorro de un 17,73%, lo que se traduce en una media de 129.724 euros cada año (más de un millón de kilovatios). Si se tiene en cuenta que cada empresa del polígono de Carballo consume una media de 37.634 kilovatios/hora al año (unos 4.516 euros) podrían ahorrar hasta 800 euros de media al año. Un dinero que podrían usar para realizar mejoras y, a la larga, mejorar su competitividad, que es de lo que se trata.

Iluminación y climatización

Las medidas de ahorro propuestas, en su mayor parte, pasarían por mejoras en el tema de la iluminación y la climatización ya que en el grueso de las empresas instaladas en la primera fase del polígono de Bértoa no tienen procesos industriales que tengan un elevado consumo energético.

“La gran mayoría del ahorro en el polígono de Bértoa está en el tema de la iluminación”, apuntaba ayer en la presentación del estudio el jefe de proyectos de Energal, Iván Andrade. “Hay muy poca iluminación eficiente, muy poco Led o cualquier otra tecnología más eficiente. Pero sobre todo está en los equipos de climatización, porque en la zona de oficinas el sistema de calefacción suele ser obsoleto y no han mirado por sistemas de calefacción más eficientes”, añadió.

No obstante, algunas de las empresas evaluadas tienen oportunidades de ahorro en su proceso de trabajo, con el cambio de un compresor de aire que está obsoleto, por ejemplo. “Con una inversión relativamente pequeña estamos hablando de un ahorro de casi 130.000 euros al año. Eso nos da un tiempo de retorno aproximado al global del polígono de entre cinco y seis años en los que la inversión se puede rentabilizar”, explicó Iván Andrade.

Las medidas de ahorro energético, además de en los bolsillos de los empresarios, también redundarían en la calidad del medio ambiente. En este sentido, comentaba el representante de Energal que se podrían ahorrar más de 419,14 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

Los informes elaborados por Energal se harán llegar a las 32 empresas participantes después de Semana Santa y a partir de allí serán ellas las que decidan si apostar en invertir en medidas de eficiencia energética.