El derribo de una parte de la antigua fábrica de Conservas Calvo en Carballo es cuestión de semanas. La actuación está incluida en la obra de humanización de la calle Ponte, que se adjudicará el lunes a la empresa Construcciones Ramón Vázquez y Reino, y será, sin duda, el cambio más notorio que dejarán los trabajos en esta zona.

La parte del inmueble que será derruida fue cedida al Concello de Carballo por la familia Calvo con el objetivo de mejorar la ordenación del tráfico en una zona por la que circulan diariamente una importante cantidad de vehículos. Además, con esta actuación se dará cumplimiento a las alineaciones fijadas en el Plan Xeral.

El lugar de la edificación lo ocupará una rotonda que sustituirá a los semáforos actuales con los que se regula el cruce entre las calles Ponte, Luis Calvo, Perú y Poñente y que son los causantes de las retenciones de tráfico que hay todos los días en el mismo, sobre todo en horas punta.

La familia Calvo cedió al Concello de Carballo esa zona de la nave para dar espacio a una rotonda

En el proyecto se contempla la eliminación de solo una pequeña parte de la antigua nave: la planta superior de la fachada principal y parte de la planta baja, que dan a las calles Ponte y Luis Calvo. En total se derribarán 129,41 metros cuadrados del edificio que los ocupará la rotonda de 22 metros de diámetro.

El derribo será cuestión de semanas ya que es una de las primeras actuaciones previstas una vez que comiencen los trabajos. Así, en teoría, a lo largo del primer mes de las actuaciones esta parte de la fábrica de Calvo se echará abajo. Esta fase de la obra supondrá una inversión de 36.197 euros y es una de las fases de las labores a las que más dinero del presupuesto se destinará, solo superada por la pavimentación de toda la calle y sus cruces con las calles cercanas.

Al mismo tiempo que se realice la demolición, comenzará la instalación de los servicios de abastecimiento, saneamiento, pluviales y las canalizaciones de gas, electricidad y telecomunicaciones, que se extenderá a lo largo de cinco semanas.