El hielo deja un reguero de accidentes viales en la zona

41

Las granizadas que cayeron en la comarca durante la madrugada y la mañana de ayer provocaron un reguero de accidentes en las carreteras de la zona, especialmente en la autovía AG-55, a la altura de Carballo y Paiosaco.

El primer accidente se registró a primera hora de la mañana, poco antes de las ocho horas en la autovía, pasando la entrada del polígono de Bértoa en dirección a A Coruña. En el incidente estuvieron involucrados al menos tres coches, que perdieron el control por el hielo acumulado sin que se registraran heridos.

También en la autovía a las 14.30 horas a la altura de Paiosaco hubo un accidente múltiple que tampoco se saldó con heridos y otro a las 16.35 a la altura de A Laracha, con ambos sentidos del vial en mal estado por las granizadas.

La mayor parte de los accidentes tuvieron lugar en la autovía Carballo-A Coruña

 

Debido al mal tiempo también se suspendieron las clases en los colegios Barrié de la Maza, Pepe de Xan Baña y en el IES Terra de Xallas de Santa Comba, siendo el municipio xalleiro el único de la zona en el que la Xunta decretó la suspensión de actividades