La Xunta adjudicó ayer otras 15 parcelas en el polígono industrial de Bértoa. El parque industrial carballés vuelve a ser el más demandado por los empresarios para establecer sus proyectos en el suelo industrial en Galicia, vendiéndose más de 44.000 metros cuadrados de terrenos por un valor (bonificado al 50%) que supera el millón y medio de euros.

Con la venta de estas parcelas ya quedan solo 36 disponibles en Bértoa. De mantenerse el mismo ritmo a lo largo del año, el suelo industrial de Carballo se agotará antes de lo pensado, de allí la necesidad de pensar en la ejecución de una nueva ampliación.

Por un lado, es una buena noticia porque el polígono industrial se llena de actividad después de años invadido por la maleza pero, por otro, obliga a planificar desde ahora el futuro industrial de la capital de Bergantiños.

En esto ha insistido de un tiempo a esta parte el regidor local que incluso planteó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su reunión de finales de febrero la necesidad de ponerse a trabajar en una nueva ampliación del polígono de Bértoa, en vista de que Xestur es propietaria de parte del suelo en el que se desarrollarían las nuevas parcelas. Por ahora Xestur no está por la labor, según comentó hace unos meses la responsable de la entidad, María Doporto en una visita que realizó al municipio.

Licencias

Las condiciones de venta de las parcelas con bonificación obligan a los propietarios a construir las naves en un plazo máximo de tres años. Es por eso que la actividad en los últimos años ha sido intensa en el polígono de Carballo.

También ha sido intenso el trabajo de la oficina técnica municipal con la tramitación de licencias. La última de ellas se aprobará el lunes en la junta de gobierno. Será para un taller de mecanizados que se ubicará en la parcela D13-D14-D15, frente a las naves de la empresa Gallega de Mallas.  Es la cuarta licencia que el gobierno municipal aprueba este año, y en las próximas semanas se darán más permisos en vista de que por el Registro municipal se han presentado seis solicitudes, por ahora.

Xestur adjudicó en su último concurso más de 44.000 metros cuadrados en el parque de Carballo por 1,5 millones de euros, la cifra más elevada de todas las ventas de suelo industrial en Galicia

Sumadas a las licencias de obra que se aprobaron el pasado año, las nuevas naves que se están ejecutando o que empezarán a construirse en breve superan ya la veintena.

En total, desde que Xestur puso en funcionamiento la segunda fase del polígono hace ya siete años, el Concello de Carballo ha aprobado licencias para la construcción más de sesenta naves industriales, generando así una importante actividad empresarial en el polígono carballés.

Los precios más bajos de la zona

Más de la mitad de las parcelas que aún están disponibles tienen menos de 2.000 metros cuadrados y su precio bonificado oscila entre los 29.470 euros –por una parcela de 717 metros cuadrados– y los 77.240 euros, en el caso de  las parcelas con una superficie de 1.920 metros cuadrados. Son precios bastante atractivos si se compara con el resto del suelo industrial en Galicia, como, por ejemplo, con el vecino polígono de A Laracha promovido por Suelo Empresarial del Atlántico (SEA) en donde una parcela de poco más de 1.800 metros cuadrados cuesta más de 113.000 euros.

Los terrenos más caros en Carballo no alcanzan el medio millón de euros –por una superficie de 16.289 metros cuadrados– mientras que en el polígono de Lendo el terreno de mayor precio destinado a uso terciario supera los 1,41 millones de euros.