Un estudio geológico encargado por el PSOE de Carballo plantea varias medidas a corto, mediano y largo plazo para frenar la erosión de los taludes de la playa de Razo. El informe fue presentado ayer por los concejales Mari Carmen Vila y Valentín Costa Trillo, acompañados por el senador Ángel Mato, la diputada gallega Loli Toja y del exconcejal José Antonio Viña, que fue el encargado de explicar lo que, al parecer de la agrupación, es la opción más adecuada para impedir que siga avanzando la erosión en Razo.

Después de hacer un estudio geológico del ámbito y de su problemática – “un estado evolutivo de retroceso debido, entre otros factores, a la subida del nivel del mar”–, son varias las opciones a corto plazo que plantea la geóloga Tania Cotelo Vila. La primera es estabilizar el talud natural mediante su saneo rebajando su pendiente hasta que no haya riesgo de desprendimiento.

El PSOE pedirá que se incluya en los presupuestos del Estado una partida para actuar en los taludes carballeses

Otra actuación inmediata podría ser realizar un muro de escollera asentado en la roca que llegue a la mitad de los taludes–actuación que ya se ha realizado en varias zonas de A Cabreira– o hasta arriba. La otra opción a corto plazo tendría un gran impacto visual ya que implicaría la construcción de un muro de hormigón desde la mitad y hasta la cabeza del talud, evitando así que continúe la erosión en Razo.

A largo plazo la propuesta definitiva a la erosión de los taludes planteada en el estudio es remodelar por completo la primera línea de costa, eliminando la carretera y las edificaciones más próximas para construir en su lugar un paseo litoral “que protegería las construcciones más alejadas y a la larga sería una de las situaciones más óptimas”, según el informe técnico.

Lo más adecuado

“Lo ideal sería que en esa zona no hubiera actividad humana y a largo plazo tenemos que intentar que no se siga invadiendo el litoral”, asegura Viña Patiño, que fue responsable durante un mandato del área de urbanismo y, por lo tanto, de la redacción del PXOM. Recuerda que la necesidad de alejar el tráfico de la primera línea de costa y los aparcamientos ya está prevista en la ficha técnica de Arnados en el Plan Xeral, que deberá concretarse en la redacción del plan especial de ordenación que está pendiente de adjudicación.

Sin embargo, por seguridad deben tomarse medidas cuanto antes. “Los taludes seguirán deteriorándose y hay que proteger lo que hay ahora”, insiste. En este sentido cree el exedil que se debe hacer “una propuesta de protección más sistemática, de mayor profundidad a las actuaciones que ya se han hecho” y que pasaría por la segunda propuesta del estudio geológico, con un alcance de corto y mediano plazo.

Para los socialistas es urgente y prioritario actuar en para evitar que siga el deterioro de los acantilados y la erosión en Razo

Esta consistiría en construir un muro de escollera asentado en la roca y a mitad de altura tender los taludes naturales, con el mínimo retranqueo posible y manteniendo el paseo actual por el litoral desde la explanada hasta A Cabreira. Reitera el socialista que esta actuación es “urgente y prioritaria, porque como tengamos un invierno con algún temporal, aquello se nos puede venir abajo”. Por este motivo presentaron una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2017 para que se incluyera una partida de 200.000 euros, que fue rechazada.

Nuevo intento

“Tenemos el compromiso de que se volverá a defender esta misma enmienda cuando empiecen los trabajos para el proyecto de los presupuestos generales de 2018, que será a partir del 22 de este mes”, comentó Ángel Mato.

Además, adelantó que en la Comisión de Medio Ambiente del Senado se presentará la misma moción que defendieron los socialistas hace más de un año en el pleno municipal –y que dio pie a la elaboración del informe por parte de la agrupación socialista ante la negativa del Concello de hacerlo–, para que Costas realice las obras para restaurar el litoral.

Al respecto de esto último el senador afirmó que, incluso sin partida presupuestaria, el Ministerio dispone de más de un millón de euros para hacer frente a la regresión de la costa coruñesa. “Como es una cuestión de seguridad, incluso sin tener una partida, Costas debería hacer esta actuación”, afirma. Además, el informe llegará al Parlamento gallego y también al Concello de Carballo mediante un ruego plenario para que lo tengan en cuenta y lo hagan llegar a las administraciones con competencia para frenar la preocupante erosión en Razo.