“Los tres últimos días del año me centraré en pagar todas las facturas pendientes, más allá de otras urgencias que son extemporáneas”. Así se expresaba ayer el alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido, en sus primeras declaraciones después de conocer la decisión de Agrupación Pondaliana Independiente (APIN) de dejar el gobierno local al menos que el PSOE se siente a negociar un nuevo pacto.

El regidor local tiene claro que la prioridad del gobierno municipal no debe ser solucionar las disputas internas –para lo que ya habrá tiempo– sino acabar el año sin ninguna factura pendiente. “Esa es la línea que nos marcamos y no nos despegaremos de ella por nada”, zanja.

Así las cosas, el ultimátum de APIN no será abordado por el PSOE pontecesán hasta que empiece el 2018. De hecho, los socialistas aseguran que no han hablado aún sobre el asunto, ni saben cuándo lo harán, a pesar de que el concejal independiente y primer teniente de alcalde, José Manuel Pose, dijo que darían un plazo de siete días a sus socios del gobierno para que los convocaran a una reunión.

El alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido indicó que resolverá las prioridades antes de abordar la decisión de APIN

De hecho, de la decisión de APIN no han hablado ni los propios implicados. Según confirmaron el alcalde y el propio Pose, la mañana de ayer se reunieron, como lo hacen a diario, pero para tratar temas de gestión municipal. Sobre la ruptura del tripartito que dejaría a Carballido en minoría en la corporación nada se dijeron. “Supongo que para mañana (por hoy)”, expresó el primer teniente de alcalde en relación a esa invitación a negociar; pero el alcalde socialista ya dejó claro que eso, por el momento, no es prioritario para el PSOE.

“Sorprendido”

Aunque sus prioridades son otras, García Carballido sí asegura que la decisión de sus socios en el tripartito lo dejó “sorprendido”, en especial porque “nos enteramos por la prensa”. “En un gobierno los debates, las ideas y las decisiones hay que tomarlas en el seno del gobierno, y no en la prensa”, declaró el regidor. Dijo asimismo que, a pesar de eso, no lo tomará en cuenta y alabó la gestión que han llevado a cabo Pose y Marco Varela en las áreas de Obras y Deportes, respectivamente, calificándola como “satisfactoria”.

Por eso aseguró que cuando llegue el momento tenderán la mano a los independientes. “Cualquier malentendido o tema yo lo explicaré. No tengo problema de dar cuenta de todas las actividades, pero esta semana lo que tenemos que hacer es pagar a los proveedores y no otras cosas. Después dialogaremos hasta de madrugada si es preciso, pero a su tiempo”, insiste.

El alcalde pontecesán se mostró esperanzado de que se puedan llegar a un nuevo acuerdo con APIN en vista que se la agrupación aseguró que no apoyaría al PP en una posible moción de censura, lo que, a su parecer muestra que mantienen “unas convicciones de izquierda muy profundas”.

Plenos

Respecto a las críticas sobre su actuación que realizó Pose en estas mismas páginas, concretamente a la convocatoria de plenos de urgencia sin el tiempo preciso para contar con información o documentación, Carballido insistió en la difícil situación en la que se encuentra el Ayuntamiento.

Recordó a los independientes que incluso Zas, que es un concello que destaca por su buena gestión, tuvo que convocar un pleno urgente. En su opinión estos se justifican, incluso más, en Ponteceso que “hace un mes tenía el marrón de más de un millón de euros en facturas sin pagar” y que podría acabar el año sin deber nada a los proveedores gracias a la labor de los funcionarios