La biblioteca Rego da Balsa de Carballo es una de las más activas de Galicia. Según la estadística de la Rede de Bibliotecas de Galicia, la carballesa es la quinta biblioteca del sistema Rede Maiga que más préstamos tuvo en 2015, además de ser la tercera en número de prestatarios activos, con 2.127 registrados en 2015 y 1.626 que llevaron libros habitualmente, con un porcentaje muy elevado respeto de otras instalaciones gallegas.

Son algunos de los datos que ayer proporcionaron el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, y el concejal de Cultura, Marcos Trigo, en la primera planta de la biblioteca que abrirá sus puertas el próximo jueves.

Tanto Ferrero como Trigo mostraron su satisfacción por el elevado nivel de uso de las instalaciones, pensadas “para hacer una biblioteca viva para facer unha biblioteca viva para que a xente goce da lectura e do libro” además de para ofrecer una “programación cultural estable”, en palabras del alcalde. Esta percepción está avalada por los datos: 3.271 usuarios registrados hasta finales de agosto y 70 actividades celebradas en lo que va de año con más de 2.800 asistentes.

El 8 de septiembre se pondrá en funcionamiento la primera planta de la biblioteca, aumentando los actuales puntos de lectura

Estas cifras, explica Ferrero, no solo demuestran que “o espazo cumpre todas as funcións para os que foi concibido”, sino que “a empresa concesionaria responsable da atención ao público tamén cumpre coa concepción que se lle quixo dar”.

Por todo el anterior, el Ayuntamiento quiere seguir apoyando el desarrollo de la biblioteca, abriendo la primera planta y duplicando el número de puntos de lectura disponibles, 58 de la planta baja. Trigo explica que los usos de esta planta se irán ajustando a las necesidades de los usuarios, aunque la idea es crear un espacio más tranquilo, separado de la zona infantil y acomodado para el trabajo en grupo o la celebración de talleres y una zona especial para los jóvenes.