La Diputación de A Coruña asumirá el coste del servicio de vigilancia de la Unidad de Asistencia a la Drogodependencia, UAD de Carballo durante los próximos dos años. En el primer año (2017) la entidad provincial transferirá al Ayuntamiento los 30.000 euros que cuesta la vigilancia y la aportación para el próximo año será de 40.000 euros.

Este convenio con la Diputación de A Coruña firmado ayer por el alcalde, Evencio Ferrero, y la diputada de Benestar Social, Ánxela Franco, permitirá que el Concello de Carballo deje de destinar importantes recursos municipales para posibilitar la prestación de un servicio cuyo mantenimiento cuesta más de 195.600 euros al año. .

Obligación autonómica

Bien es cierto que en su mayor parte este importe lo paga la Consellería de Sanidade, pero la transferencia autonómica no es suficiente para financiar un servicio de vital importancia que ayuda a casi 1.500 personas de quince municipios con problemas de adicción. Ahora, con esta aportación provincial el Concello de Carballo podrá cubrir la totalidad del gasto de la UAD sin recurrir a fondos locales.

Con los 30.000 euros de ayuda provincial el Ayuntamiento no tiene que asumir el gasto que no cubre Sanidade de la UAD de Carballo

La cuestión no está en que la administración local no tenga el dinero para cubrir este gasto, sino que está asumiendo una competencia que le es impropia. Incluso el personal que trabaja en la UAD es personal laboral del Ayuntamiento cuando según la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local los servicios sanitarios no son competencia de los ayuntamientos sino de la Xunta y deben ser asumidos por la Comunidad Autónoma antes de que finalice el próximo año.

Por este motivo, el alcalde insistió ayer en que la Consellería asuma por completo las competencias que le corresponden. En caso contrario, si por algún motivo Sanidade dejara de aportar los fondos necesarios para tener en marcha la UAD sería el Concello el que tendría que asumir por completo la prestación del servicio o eliminarlo, tal y como sucede, por ejemplo, con el Conservatorio de Música municipal al que la Xunta dejó de financiar hace ya varios años a pesar de ser competencia autonómica.

“Non é unha obriga municipal nin da Deputación, mais os cartos da xente da nosa provincia deben estar para solucionar os problemas mentres quen ten as competencias non as entenda como tales”, declaró Franco. El alcalde destacó que la UAD de Carballo es una de las unidades “máis completas que existen en Galicia en canto ao número de patoloxías e dependencias atendidas”.