La mayoría de los concellos de la Costa da Morte siguen sin cumplir la Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno después de dos años de finalizar el plazo que se dio a las entidades locales para adaptarse a la misma.

Entre los datos principales que según la legislación los ayuntamientos están obligados a publicar en sus portales de transparencia desde finales de 2015, el de las declaraciones anuales de los bienes de los concejales es el que reiteradamente incumplen los administraciones locales. Eso, a pesar de que no se trata de una obligación nueva, ya que la misma figura en la Ley de Bases de Régimen Local, aunque bien es cierto que hasta las disposiciones de la nueva ley se daba mucha libertad a los ayuntamiento para decidir tanto la forma como el formato en que debía ser publicada esta información.

La ley de transparencia exige que se publique la declaración de bienes de los concejales, algo que solo hacen Carballo, Muxía, Ponteceso, Malpica, Coristanco y A Laracha

 

Haciendo una visita por los portales de transparencia de los diecisiete concellos de la comarca se puede comprobar que solo seis publican las declaraciones de los bienes y actividades de los concejales de la corporación. Son Carballo, Muxía, Ponteceso, Malpica, Coristanco y A Laracha.

Datos sin actualizar

A pesar de que estos cinco ayuntamientos tienen publicadas las declaraciones del patrimonio de los ediles, la información que se puede consultar en las respectivas páginas web no se actualiza anualmente. Las declaraciones datan de 2015, año en el que se conformaron las nuevas corporaciones locales, menos en el caso de A Laracha, que son las de 2016.

Ni siquiera lo hace Carballo, que hasta el 2016 cumplía con la sana tradición de publicar todos los años la declaración de la renta del alcalde, Evencio Ferrero. En la actualidad la única actualización en este sentido es la de publicar las declaraciones de los ediles que entraron después de iniciado el mandato, como Aurelio Núñez o del nacionalista Daniel Pérez.

Por su parte, los concellos de Cee, Dumbría, Cerceda, Camariñas y Zas se limitan a indicar en los portales de transparencia que los concejales entregaron las declaraciones de bienes y que las mismas están depositadas en la Secretaría del Concello, pasando por alto que desde 2015 esta información debe estar publicada en la web para dar cumplimiento al principio de publicidad activa que deben cumplir las administraciones públicas.

Para cumplir con este principio de la ley de Transparencia otros datos que también deben publicar los concellos son los relativos a las retribución de altos cargos, los presupuestos, el inventario de inmuebles, los contratos, convenios y subvenciones. En estos casos, es más fácil que los ayuntamientos publiquen la información. Al respecto, las mayores carencias las tiene el Concello de Santa Comba, que solo publica información de los presupuestos, los contratos y subvenciones.