El desencuentro sobre la ordenación del tráfico en la céntrica calle Desiderio Varela tras las obras de humanización se mantiene entre el Concello de Carballo y los comerciantes tras la segunda reunión celebrada la mañana de ayer entre representantes del sector y del gobierno municipal. Después de estudiar las peticiones de los comerciantes (apertura al tráfico hasta las 14 horas todos los días, permitir aparcar durante 30 minutos…) el gobierno nacionalista presidido por Evencio Ferrero puso sobre la mesa una nueva propuesta para la Desiderio Varela: que la calle tenga un horario estival y otro invernal.

Durante el verano (del 15 de junio al 15 de septiembre) solo se permitirá el tráfico rodado hasta las once de la mañana, mientras que en invierno los coches podrán circular hasta las 13 horas y hasta las 14 horas los días de feria. Los fines de semana y los días festivos el vial será completamente peatonal.

Un horario estival y otro invernal para permitir el tráfico rodado es la nueva propuesta para la Desiderio Varela que hace el gobierno carballés

La posibilidad de aparcar está completamente fuera de la propuesta y solo se habilitará una zona de carga y descarga que será usada por los profesionales –no por los coches particulares– que tendrán cinco minutos para descargar la mercancía. Tampoco se plantea abrir al tráfico la Colón.

Ferrero explicó ayer tras la reunión que con este nuevo planteamiento se pretende que durante el invierno no se vea perjudicado el comercio en el centro, ni tampoco los peatones ya que a lo largo del curso escolar no suele haber niños en el jardín ni en la plaza en las mañanas, al contrario que en la temporada estival “cuando a las once de la mañana ya se puede ver a niños jugando con el balón”. declara.

Gesto de cara a la galería

La portavoz de los comerciantes del centro de Carballo, Gema Pérez, considera que a mayores de esas dos horas más que se permitiría el tráfico en la calle durante el invierno, la propuesta presentada por el gobierno local es exactamente la misma que la de la pasada semana. Opina que esta nueva propuesta es un “gesto de cara a la galería” por parte del gobierno carballés para que no se les acuse de “cerrazón”.

Asegura que la propuesta para la Desiderio Varela debe ir más allá del tráfico en la calle: “De lo que se trata es de prestar un servicio y de organizar el caos circulatorio que se ha montado en Carballo”.

“Esbozo improvisado”

Posteriormente en una nota de prensa, el conjunto de los comerciantes afectados señalaron que “la propuesta del gobierno local se resume en la frase del alcalde: ‘No hay regateo’”.

Dicen que existen posturas contradictorias entre los diferentes miembros del gobierno y controversia sobre los horarios del servicio a los comercios, las zonas delimitadas para carga y descarga, el acceso a los garajes, el sentido de la marcha, el límite de velocidad y hasta la señalización de las zonas peatonales. Apuntan que el plan del gobierno es un “esbozo improvisado” que no saben si se llegará a cumplir total o parcialmente.


Los afectados planificarán nuevas medidas

Tras conocer la nueva propuesta del gobierno –a su parecer insuficiente y que no tienen en cuenta las necesidades de la actividad comercial–, Gema Pérez da por agotadas las conversaciones con el gobierno de Evencio Ferrero. @Después de dos horas de reunión en las dos últimas semanas parece que con el gobierno local ya está todo hablado”. “Desde el principio quisimos despolitizar y tener una postura dialogante”, apunta la farmaceuta, quien adelanta que ahora los afectados se reunirán para acordar las nuevas medidas a tomar para solucionar un problema “que afecta a muchísimas personas, y ya no solo hablamos de las empresas”.