La adjudicación definitiva de la obra de humanización de la calle Martín Herrera de Carballo aún está pendiente. El motivo es que Copcisa, la empresa que obtuvo la mejor valoración y que, por tanto, fue propuesta por la mesa de contratación para ejecutar la actuación, está en baja temeraria al presentar una oferta económica un 22,27% inferior al presupuesto original de la obra, por lo que se considera anormal o desproporcionada es decir, muy baja, existiendo el riesgo de que la empresa no cumpla su propuesta.

La oferta de Copcisa es de 271.375 euros sobre los 349.126 euros del presupuesto previsto por el Concello, más de 25.000 euros por debajo del segundo mejor precio ofertado (el presentado por la empresa López Cao). De hecho, fue esta propuesta económica la que le permitió obtener a la empresa catalana la mejor valoración de la mesa de contratación carballesa (40 puntos), una vez que solo obtuvo la cuarta mejor puntuación en el apartado de referencias técnicas, quedando en este caso por debajo de Construcciones Ramón Vázquez y Reino, Lancer Proyectos y Obras y López Cao.

Copcisa deberá justificar que puede cumplir su oferta económica para la humanización de la Martín Herrera

Según informó la concejala de Contratación, Milagros Lantes, Copcisa tiene hasta el sábado para justificar la oferta económica presentada a la obra de la Martín Herrera. La documentación será valorada por los técnicos y en caso de considerar que la empresa podrá cumplir con su propuesta la mesa de contratación hará oficial la propuesta de adjudicación que deberá ser aprobada por la alcaldía.

En caso de no justificar adecuadamente la oferta, la propuesta de adjudicación será para la segunda licitadora con mejor puntuación: Construcciones López Cao.

La oferta de Copcisa, además de humanizar el vial, incluye mejoras como el soterrado de los colectores de basura, un muro pantalla vegetal y la instalación de bancos. Todas ellas con un coste de 46.958 euros.

A la licitación del contrato de obra de la céntrica calle carballesa se presentaron un total de 20 empresas, pero once fueron excluidas tras el estudio de los técnicos al no superar sus propuestas el umbral mínimo exigido en las referencias técnicas, aunque una de ellas resultó excluida por sobrepasar el proyecto presentado las 100 páginas máximas exigidas en el pliego.

Otra de las licitadoras (Atlántica de Construcción y Medio Ambiente Explotaciones) fue excluida de la segunda fase por presentar una oferta relativa a una obra de otro municipio.