La calle Río de Carballo sufrirá una profunda transformación en los próximos meses. Uno de los próximos proyectos de humanización que programa el Concello de Carballo –además del de la calle Sol explicado en estas mismas páginas ayer–, es el de esta calle cercana al río Anllóns, que se financiará con los fondos del Plan Único de la Diputación.

Sin duda, la Río es una de las calles del casco urbano que más precisa de una actuación integral. En la actualidad el vial presenta importantes deficiencias para la circulación de vehículos, pero en especial para la peatonal. Sus aceras son muy estrechas, haciendo imposible para dos personas caminar a la misma altura y lo más habitual es ver a personas caminando por la calzada..

Plataforma única

Para solucionar estos problemas de accesibilidad, el Concello apostará de nuevo por la plataforma única, eliminando todas las plazas de aparcamiento que hay en el margen derecho del vial.

La zona de aparcamiento se reservará a la parcela que está en el último tramo de la calle, un terreno que ya se está utilizando con este objetivo. Así, la finalidad es convertir al vial en semipeatonal, como otros que ya hay en el centro, como la Valle Inclán.

Toda la calle será adoquinada, diferenciando la zona peatonal de la calzada con el tipo de adoquín. Además, se plantarán árboles que mejorarán aún más la estética de la calle. Pero no todo el cambio previsto será superficial.

El proyecto de la calle Río incluye la renovación de las tuberías de agua, sustituyendo las de fibrocemento antiguas

Como es habitual, el proyecto incluye la renovación de los servicios. Así, se sustituirá íntegramente la red de abastecimiento existente de fibrocemento por una nueva y se realizarán las acometidas en los 24 solares del ámbito, al igual que en el caso de la red de saneamiento, en la que también se renovarán las tuberías, al igual que en la red de pluviales. Asimismo, se instalarán las canalizaciones para el cableado de electricidad, telefonía y fibra óptica y también las de gas canalizado que se conectará con la red de la calle Gerona, donde está implantado ya el servicio.

Autorización de Augas de Galicia

Por encontrarse en una zona afectada por el río Allóns la actuación necesita del permiso de Augas de Galicia para hacerse realidad. Al respeto, explicó ayer el concejal de Obras, Lois Lamas, que ya cuentan con la autorización del ente autonómico, por lo que ya están completos todos los trámites para proceder a la contratación de la obra.

No obstante, aún no hay una fecha estimada para que el contrato de obra de la calle Río salga a licitación. “No es una cuestión de prioridad, sino de capacidad. Los servicios de contratación están a tope”, declara, asegurando que la obra está en la lista de espera.