Las mayor parte de las calles por las que transitan todos los días centenares de niños del Pedibús (el camino escolar) de Carballo evidencias serios problemas de accesibilidad.

Son escasas las vías en las que se cumplen todos los criterios básicos de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de espacios públicos: ancho de los vados para peatones, pendiente de los vados, indicador direccional y altura de los bordillos del vado sobre la calzada.

Actuaciones previstas

El problema es que en las intersecciones de las calles por las que pasa el camino escolar de los colegios Bergantiños y Fogar, o bien directamente no hay vados en los pasos de peatones y, cuando los hay, o son muy estrechos,  tienen demasiada pendiente o no tienen un pavimento indicador. Por ejemplo, en un pequeño tramo de la Gran Vía se dan tres de estas situaciones: en el cruce con la Álvarez de Sotomayor el vado tiene demasiada pendiente y no cuenta con pavimento indicador.

La licitación de las obras que afectarán a una docena de calles por las que discurre el Pedibús ya está en marcha

Además, en el cruce de peatones que hay entre el mercado municipal y el jardín, el paso termina en un bordillo, por lo que cualquier persona con movilidad reducida no podría incorporarse a la acera- Este último problema se repite en la Vázquez de Parga (a la altura con la Alfredo Brañas) o en la Brasil.  En vista de ello, para mejorar la accesibilidad el Concello de Carballo actuará el próximo año –el contrato acaba de salir a licitación– en un total de 27 cruces de las calles Doutor Fleming, Gran Vía, Alfredo Brañas, Vila de Corcubión, Vázquez de Parga, Reus, Eduardo Pondal, Costa Rica, Nicaragua, Brasil y Fábrica.

Lo que se hará en las intersecciones que son utilizadas a diario por los escolares para asistir andando al colegio, es adecuar los vados, bien ampliando el ancho y reduciendo la pendiente para que sea inferior al diez por ciento. También se adaptarán los bordes para que estén a la misma altura que la calzada en las zonas de cruce y se instalará el pavimento táctil que cuenta con un tipo de relieve especial para guiar el itinerario peatonal e indicar la proximidad de un cruce.

Además, se ejecutarán los pasos de peatones elevados en aquellas zonas donde sea necesario mejorar la seguridad viaria, concretamente, en la calle Brasil y en la Avenida das Flores.

Más obras

Estas no serán las únicas obras que mejorarán la accesibilidad en las calles por la ruta del Pedibús y su entorno. En la actualidad el Concello de Carballo también está licitando las obras de reurbanización de la calle Montevideo, que incluirá parte de la Alfredo Brañas (hasta el cruce con la Vázquez de Parga). Con la actuación se ampliarán un tramo de aceras y se ejecutarán también los vados necesarios.

Ambas actuaciones son financiadas con fondos de la Diputación de A Coruña. Para la mejora de la accesibilidad de la ruta del camino escolar se invertirán 143.579 euros del plan complementario del PAI. En el caso de la calle Montevideo, cuyo plazo de presentación de ofertas acaba  hoy, se destinarán unos 170.000 euros del Plan Único 2017.