La Diputación de A Coruña destinará 818.662 euros a la segunda fase del proyecto de urbanización de la carretera DP 1901, mejor conocida como la Travesía de Sísamo. El proyecto fue aprobado por el pleno de la corporación provincial que tuvo lugar ayer.

Las obras continuarán la urbanización y acondicionamiento, que ya se acometió nos primeros 300 metros de la Avenida das Flores. El tramo en el que se actuará comienza en la intersección con la calle Papoulas y remata en el cruce con la calle Naciente, en las cercanías del Instituto Monteneme, discurriendo enteramente por el casco urbano de Carballo. El proyecto elaborado por el Concello de Carballo contempla la dotación de plataforma única a todo el ancho de la vía, eliminando las barreras arquitectónicas y facilitando la accesibilidad universal.

La carretera se dividirá en dos carriles de circulación, de alrededor de tres metros de ancho, con aparcamientos a ambos lados de dos metros. También se renovarán las aceras para mejorar la accesibilidad y ejecutará la red de saneamiento, además de renovar las tuberías de la red de abastecimiento, y evitar las constantes averías.

También se renovarán las aceras, estarán recubiertas de baldosas granalladas y tendrán un ancho medio de 1,4 metros, conforme a los criterios seguidos por el Concello de Carballo en actuaciones similares, con el objetivo de asegurar la continuidad de las vías anexas y una movilidad urbana sostenible y segura.

El proyecto de obra de la Travesía de Sísamo y el gasto que supone fue aprobado ayer en el último pleno de provincial

Complementariamente, se ejecutará una red de saneamiento, que dispondrá de un sistema separativo de recogida de aguas pluviales y fecales, y se renovará la red general de abastecimiento de agua, que en la actualidad presenta averías debido a la fluctuación de las presiones.
Asimismo, se aprovecharán las obras para construir nuevas canalizaciones a ambas márgenes de la carretera para el cableado de telefonía, telecomunicaciones y electricidad. El proyecto prevé un plazo de doce meses para la ejecución de la obra completa.