La ola de frío de los últimos días y la ciclogénesis explosiva Ana que entra hoy en la Costa da Morte dejan muy atrás el verano. No obstante, hace poco la Dirección Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade hizo pública la clasificación sanitaria de las zonas de baño correspondiente a la temporada 2017, que serán las que estén vigentes para el próximo verano. En la clasificación, las playas de la Costa da Morte destacan, un año más, por su excelencia. De las 39 playas controladas por Sanidade entre mayo y septiembre de este año, 30 tienen una calidad del agua excelente.

Entre las otras nueve, están clasificadas como de buena calidad las aguas de O Ariño de Camariñas, Quexe (Corcubión), Nemiña de Muxía y la pontecesana Arnela. En tanto que la también camariñana de Lingunde, Arnados de Carballo y la Praia Maior de Malpica la calidad es suficiente para que se aconseje el baño en las mismas el próximo verano.

Arnados

Entre estas playas de la Costa da Morte en las que se permitirá el baño el próximo año destaca Arnados. El popular arenal carballés que abarca toda la zona de la explanada hasta A Cabreira (ámbito en el que ahora está limitada la playa de Razo) solventó en gran medida los problemas de contaminación microbiológica que ocasionaron que este verano se desaconsejara el baño.

De las 39 playas de la Costa da Morte controladas, 30 tienen la clasificación de excelente y solo dos arenales la de insuficiente

A lo largo de la temporada en esta playa se recogieron 27 muestras (muchas menos de las que habitualmente se realizan) y en la mayor parte de ellas la presencia de bacterias fecales (e-coli y enterococo) fue prácticamente inexistente.

Para tener la excelencia en las aguas las unidades formadoras de colonias (UFC) por cada cien mililitros debe ser menos de 200 (en el caso del enterococo) y de 500 en e-coli. En Arnados, esta vez la presencia más alta detectadas fue de 150 de e-coli y 70 de enterococo, en los meses de agosto y abril, respectivamente, muy lejos de los niveles registrados durante el pasado verano. No obstante, queda un lago camino hasta lograr de nuevo la excelencia de Arnados, que no se consigue desde hace varios años.

Suspenden

La próxima temporada la Consellería de Sanidade desaconsejará el baño en dos de las playas de Cee: Lires y Estorde. Son las únicas playas controladas en la Costa da Morte que no han aprobado las analíticas que realiza el departamento autonómico.

Los problemas de contaminación microbiológica en Lires llevan ya cuatro años. La última vez que los resultados de las analíticas dieron un resultado satisfactorio fue en 2013, y desde entonces la clasificación de insuficiente en el arenal es la norma. En Estorde, el baño está desaconsejado desde el pasado año.

De continuar estos problemas en la calidad del agua en ambos arenales, la Xunta prohibirá el baño de forma permanente y dejará de considerarlas zonas de baño, como ya pasó con la playa de A Concha, la fisterrana de Sardiñeiro, y las camariñanas de Camelle y Area da Vila.
Así que, por ahora, del único arenal del municipio ceense del que podrán disfrutar sin problema los vecinos y visitantes es el de Gures, que está clasificado como excelente.