Un vivero de naves es la gran necesidad pendiente que tiene el polígono de empresas de Bértoa, en opinión de la asociación de propietarios As Eiroas. La petición la puso sobre la mesa el presidente de la entidad, Antonio Gómez, que ayer estuvo en el Concello de Carballo acompañado por el secretario, Juan Fernández, con el objetivo de presentar las próximas actuaciones que se realizarán en el polígono financiadas con fondos municipales y provinciales.

“El polígono sería más activo si hubiera alguien que hiciera unas naves para que los autónomos pudieran alquilar”, explicó Gómez, asegurando que esta medida es “una de las cosas más esenciales en este momento”, en vista de que la mayor parte de los empresarios de la zona son autónomos que necesitan un lugar donde realizar sus actividades. Sería el verdadero “boom” del polígono, en su opinión.

La asociación del polígono de Bértoa ha acordado la cesión temporal de tres parcelas para crear aparcamientos

Esta actuación ya estaba prevista en su momento por Xestur cuando se realizó la ampliación del polígono, pero las condiciones económicas de la entidad autonómica hace difícil que se pueda llevar a cabo en un tiempo. Así que mientras ese momento llega –si es que lo hace–, se procederá a realizar varias actuaciones necesarias para mejorar el funcionamiento actual del polígono. La primera será el rebacheo de las calles en mal estado, que es uno de los proyectos prioritarios demandados desde hace algún tiempo por los responsables de la asociación de propietarios.

La otra actuación es la primera fase del acondicionamiento de la zona verde –la asociación ya está trabajando en la segunda fase–, cuyo proyecto incluye crear más de un centenar de plazas de aparcamiento en la calle Bronce, desde la entrada del polígono hasta el campo de fútbol.

Nuevos aparcamientos

Son plazas de aparcamiento muy necesarias, según explicaron los representantes de As Eiroas, ya que el traslado de los talleres de costura al polígono –por ahora han empezado a funcionar dos y un tercero lo hará en breve– ha colapsado la oferta de aparcamientos existente.

“Tenemos unos doscientos coches más en el polígono y no hay donde aparcarlos”, indicó Fernández.

La solución encontrada por la asociación fue copiar la fórmula usada por el Ayuntamiento, negociando con los propietarios de parcelas del polígono vacías su cesión temporal para que puedan habilitarse estos aparcamientos y, a cambio, los propietarios no tendrán que pagar los gastos de la comunidad.

Hasta ahora se ha conseguido la cesión de tres parcelas: una de cuatro mil metros cuadrados y otras dos de mil metros cuadrados cada una, y esperan conseguir un nuevo acuerdo en breve. Así que con estos terrenos que se acondicionarán dentro de poco tiempo y las plazas que se crearán con el arreglo de la zona verde, el problema de los aparcamientos estará solucionado.

Solo faltaría, entonces, la ampliación del aparcamiento de vehículos pesados en la zona que ocupa actualmente la pista de coches teledirigidos, que es de titularidad municipal, y que también financiará la Diputación. Se dará de esta forma respuesta a otra importante demanda de los empresarios del polígono carballés, porque desde hace tiempo la actual oferta de plazas de aparcamiento para camiones, tanto de corta como larga estadía, se quedó pequeña. Todas estas actuaciones estarán ejecutadas, según las previsiones del diputado provincial y concejal de Promoción Económica, Xosé Regueira, a mediados de verano.

A mayores, quedaría por concretar la cesión a la asociación del edificio municipal de la antigua oficina de Promoción Económica, una vez que todos los servicios de la Xunta que allí funcionaban se trasladaron al Fórum. Al respecto, queda justificar el interés social, firmar el convenio y realizar una reforma puntual del edificio.