El peso que tienen los impuestos en las economías domésticas de los vecinos de la comarca es cada vez mayor. Según los datos del Ministerio de Hacienda, en el último año el esfuerzo fiscal ha subido en más de la mitad de los ayuntamientos de la Costa da Morte entre un 3,5 y un 10,8 por ciento.

Carballo, Corcubión y Coristanco son los tres concellos que lideran este ascenso del esfuerzo fiscal, aunque esto no quiere decir que sean los que más carga fiscales imponen a los vecinos.

Mayor subida

Según Hacienda, el esfuerzo fiscal en Carballo pasó de 0,74 a 0,82 puntos en el último año, siendo uno de los más bajos de la comarca. De hecho, el peso que tienen los impuestos en los bolsillos de los carballeses es mucho menor que el que tienen que soportar en la actualidad los residentes de otros concellos gallegos con más de 30.000 habitantes, como Ames (0,88), Narón (1,16), Arteixo (1,19), Oleiros (1,01) o Vilagarcía de Arousa (0,92).

El esfuerzo fiscal subió en más de la mitad de los concellos entre un 3,5 y un 10,8%. El peso de los impuestos aumentó especialmente en Carballo, Corcubión y Coristanco

Otro 10,8% subió el esfuerzo fiscal en Corcubión, hasta los 1,12 puntos y en Coristanco la representación de los impuestos sobre la renta de los vecinos subió hasta los 0,93 puntos (un 10,7%). También aumentó el esfuerzo fiscal un 9,4% en Cerceda (1,16 puntos), siendo el más alto de toda la Costa da Morte; así como en Laxe, un 6,4%, hasta los 0,83 puntos.

En Dumbría pasó de 0,94 a 0,87 y en Ponteceso y Vimianzo subió un cinco por ciento, hasta los 0,84 y 0,82, respectivamente. En el resto de los concellos, por el contrario, el esfuerzo fiscal bajó. Donde más lo hizo fue en Muxía, un 15,7%, pasando de 0,76 a 0,64 en un año. Así, el municipio muxián repite como el ayuntamiento de la comarca en el que la carga fiscal es menos pesada para los vecinos.

En Camariñas, por su parte, el esfuerzo fiscal disminuyó hasta el 0,85 (un 11,4%), y en Malpica y Zas más de un 7,6%, hasta los 0,94 y 0,72 puntos, respectivamente. En Fisterra el descenso fue del 6,6% (0.84 puntos) y en Santa Comba y A Laracha es superior al cuatro por ciento, situándose el esfuerzo fiscal en 0,88 y 0,70 puntos.

Por último, el esfuerzo fiscal en la actualidad en Cabana es de 0,70 puntos (1,4% menos que el pasado año) y de un punto en Cee, casi un uno por ciento por debajo del registrado en 2017.