La presentación de recursos contra los pliegos administrativos o contra las decisiones de los órganos de contratación en las licitaciones de Carballo es una práctica cada vez más habitual por parte de las empresas. Prueba de esto es que solo entre 2016 y 2017 se han presentado ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales nueve recursos contra las contrataciones de Carballo, mientras que en los dos años anteriores fueron solo dos.

Licitación para la Escuela de Hostelería municipal

El último de los recursos fue presentado este mes por la empresa Formaziona Sararte contra el pliego que rige la licitación del servicio de formación de cocina para la Escuela de Hostelería, y con esta ya son tres las veces que se recurre el procedimiento.

La empresa pide que se anulen los pliegos y que comience de nuevo la contratación al considerar que uno de los criterios de adjudicación –que puntúa la posesión Estrellas Michelín o Soles Repsol hasta con 25 puntos– vulnera los principios de libre concurrencia, competencia, igualdad de trato y no discriminación. Argumentan que este criterio limita de manera indirecta la participación de cualquier interesado en el procedimiento ya que el 25% del total de los puntos de la licitación se repartirán solo entre restaurantes, que parten con una clara ventaja. Además, sostienen que estos distintivos no tienen nada que ver con el servicio de formación del que es objeto el contrato.

Entre el pasado año y éste se han recurrido hasta nueve veces los pliegos y las decisiones de las contrataciones de Carballo

Los dos recursos anteriores fueron presentados por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña. En el primero, la entidad pidió al tribunal la anulación de la decisión de no admitir su oferta por estar en baja temeraria –demanda que fue estimada parcialmente exigiendo al Concello que justificara la decisión–, mientras que el segundo solicitó la suspensión cautelar del segundo procedimiento de contratación –aún no hay sentencia del tribunal–, cuyos pliegos finalmente recurrió Formaziona Sararte. Si bien es un asunto que podría obligar a anular todo el procedimiento, fuentes municipales consultadas ayer indicaron que aún no han decidido si suspender por prudencia el procedimiento de licitación.

Anulación del contrato de limpieza de playas

El recurso que mayores consecuencias ha tenido fue el presentado por Acciona Servicios Urbanos contra la propuesta de adjudicación del contrato de limpieza de playas que recayó sobre la empresa Eulen.

En este caso el tribunal dio la razón Acciona que reclamaba la falta de motivación en la valoración de las ofertas técnicas, anulando la adjudicación y todo el procedimiento de licitación al constatarse “la insuficiencia de la motivación del informe de valoración” lo que acarrea “la anulación del acuerdo de adjudicación basado en él”. El asunto lleva más de un año enfangado en vista de que Eulen presentó un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia contra esta sentencia, que no se ha resuelto, si bien desde el Concello casi dan por hecho que deberán repetir la licitación.

Demoras en los procedimientos

Aunque buena parte de los recursos han sido desestimados por distintas razones, lo cierto es que los mismos han demorado y obligado a empezar de nuevo muchos procesos de contratación. El mayor ejemplo de esto último es el contrato del ciclo integral del agua. Solo en el segundo intento de contratación del servicio se recurrió hasta en cuatro ocasiones, en distintas partes del procedimiento. Primero se recurrieron los pliegos, luego la exclusión de una de las ofertas y, por último, la propia adjudicación. En todos los casos los recursos fueron desestimados pero retrasaron durante meses el avance de la licitación, tanto que el servicio tardó más de un año en adjudicarse.

Algo similar está sucediendo con el contrato del servicio de ayuda en el hogar que inició en febrero. Dos recursos se presentaron –y fueron desestimados por extemporáneos– pero mostraron errores que obligaron a suspender tres veces la licitación para hacer las correcciones. A mediados de mayo se retomó el proceso que aún no ha superado el período de presentación de ofertas. l