El efecto estacional que tiene el verano en el mercado laboral se deja sentir un año más en la Costa da Morte. Dan fe de ello los últimos datos del paro publicados por la Consellería de Economía, Emprego que reflejan una bajada del desempleo de casi medio millar de personas (464 concretamente) durante el mes de junio. Los que más tiraron del carro del empleo estival de la comarca fueron los sectores de los servicios y la construcción. Solo estas dos áreas productivas aglutinan el 72% de las personas que salieron de las listas del Sepe el pasado mes, en las que actualmente hay un total de 8.451 registrados.

El paro bajó el pasado mes en casi medio millar de personas, hasta los 8.451 desempleados, gracias al aumento de la contratación de plazas de empleo estival

En los servicios la creación de puestos de trabajo temporales en la hostelería y el comercio permitió una caída en la tasa de desocupación de un 4,6 por ciento con respecto al mes de mayo. En total el sector tiene 217 desempleados menos que hace un mes (4.500), y 416 menos que hace un año, si bien en junio de 2016 la bajada del paro en este sector fue más importante en términos absolutos y relativos (más de 300 personas que lograron un empleo estival bien dentro o fuera de la zona).

En cuanto a la construcción, los parados a finales de junio eran 1.456, un 7,4% menos que el mes anterior (118 personas). A su vez, en el sector del ladrillo la bajada interanual se acerca al 23%, la más alta de todos los sectores productivos de la comarca.

De hecho, desde hace un tiempo la construcción es el sector que menos desempleados tiene en la Costa da Morte, y en Bergantiños, comarca en la que el ladrillo tiene un peso importante con muchas empresas constructoras o relacionadas, los parados registrados ya son menos de mil.

Agro e industria

El desempleo en el sector agropesquero también experimentó una bajada intermensual del desempleo de casi el dos por ciento, hasta acabar el mes con 308 demandantes de empleo.

Mientras, en la industria siguen en el paro 1.586 personas, un 5% menos que en mayo (84 personas) y casi un 15% respecto a hace un año. Entre las personas sin empleo anterior también disminuyó la desocupación el pasado mes en un 6%, hasta las 601 personas apuntadas en el SEPE

Municipios

Por municipios, la búsqueda de trabajo ha caído en el último mes en toda la zona con la única excepción de Corcubión, donde aumentó, aunque lo hizo en solo dos persona. Entre los ayuntamientos en los que bajó la desocupación destaca de nuevo Carballo, con 131 personas.

También destaca la creación de empleo estival el pasado mes en Cee (48 personas), Fisterra (42). A Laracha (41), Malpica (34), Coristanco y Santa Comba (27). En el resto de los municipios de la comarca el paro bajó entre 20 y cuatro personas. En referencia al balance del primer semestre del año, el número de parados en la Costa da Morte disminuyó en 1.334 personas, es decir un 13,6%. Un porcentaje que en la construcción asciende al 20% y en la industria hasta casi el 14 por ciento.