Darse un paseo por Entrecruces y hablar con los vecinos supone escuchar un aluvión de críticas acerca de la gestión del Concello de Carballo; sobre todo en la zona baja de Entrecruces donde, aseguran, tienen más de dos años esperando mejoras que consideran urgentes. Son denuncias que van mucho más allá de las realizadas por miembros del Consello Parroquial y que publicó este medio respecto al estado de las cunetas y de la vegetación que, efectivamente, invade la vía pública en zonas de O Cótaro y de Entrecruces Baixa.

Sobre esta información de O Cótaro, el gabinete de prensa del Ayuntamiento optó por criticar el trabajo de este medio. En vez de utilizar su derecho a réplica y dar la versión de la Administración ante las reiteradas críticas vecinales, la respuesta  municipal fue indicar en público de qué manera los redactores de La Prensa deben elaborar la información. Un comportamiento inaceptable por parte de cualquier institución oficial.

Múltiples quejas

Aunque le pese al Concello, las quejas de los vecinos contra su gestión dan para todo: alumbrado público, cunetas, viales, lavaderos, molinos, seguridad vial, el estado del aparcamiento de la iglesia y mucho más.

Aseguran los vecinos de la baja de Entrecruces que es la parroquia más abandonada de Carballo y critican la gestión del gobierno municipal respecto a las pistas, el alumbrado o las cunetas

Y de nada les vale que el gobierno indique que se van a invertir más de 400.000 euros en la parroquia o que los arreglos viarios en la parte baja se realizarán tras las obras de saneamiento, como dijo en el pleno el edil de Obras, Lois Lamas.

“Leva dicindo o mesmos dous anos”, comenta Beatriz Remuiñán, una de las vecinas del lugar de Soutogrande que forma parte del Consello Parroquial y que el lunes estuvo en el pleno. Esta vecina presentó en noviembre una denuncia en el Concello de Carballo porque unos mirtos plantados por un vecino (a los que hace poco se añadió un cierre) invaden la vía y restan visibilidad al cruce. “Neste mesmo cruce xa se ten producido accidentes de tráfico debido a estreiteza do paso e a escasa visibilidade”, reza la denuncia. Uno fue el atropello de un menor de edad.

Beatriz también denuncia que toda la tierra que invade la calzada dificulta el acceso rodado y por esto el camión de la basura no sube hasta Soutogrande. Además,  afirma que al lado de la casa de sus padres hay una tubería que vierte a la carretera desechos fecales de perros, causando mal olor e  insalubridad.

Sus quejas las avalan otros vecinos, como Isabel Costa: “Nas cunetas non hai por onde pasar. Fará tres meses tiven que levar ás netas ao colexio ata a estrada xeral e tívenme que meter con elas no medio das silvas para que non me collese un coche”, comenta. Y continúa: “Isto está abandonado completamente. Aínda que vaiamos ao Concello, non fan caso. Estamos cansados de reclamar,” y apostilla: “Entrecruces é a parroquia do  concello de Carballo que está máis abandonada”.

lavadero de la parte baja de entrecruces
El lavadero de la parte baja de Entrecruces está lleno de maleza e inutilizable | LA PRENSA DE CARBALLO

Para Isabel una de las primeras cosas que hay que arreglar en la zona baja de Entrecruces es el lavadero público, actualmente inutilizable e invadido por la maleza. ”Dá  verguenza”, sentencia. A esta crítica también se une María Jesús, que vive justo al lado del lavadero: “Cantos anos fai que dixeron que arranxaban o lavadoiro. E xa non digo os dous –en referencia al que está en  Outeiriños–, para tan sequera uno poder lavar unhas zapatillas se che fan falta”. Sobre el estado actual de la parroquia declara: “Non fai falta dicir moito porque se ve como está: Todo abandonado”.

Alumbrado público

Muchas de las quejas vecinales también se centran en el alumbrado público. Manuel Deus, que además de miembros del Consello Parroquial pertenece a la asociación de vecinos relata: “Eu vivo alí no medio de agra e veño ver o fútbol aquí ao bar e teño que andar 300 metros collo como estou cunha luz de pilas, como hai 40 anos”.

Menciona también el lugar de Pazos que “deixaron ás escuras completamente”. Carmen, otra vecina de Entrecruces, se queja de que quitaron la farola que estaba frente a la puerta de su casa “e agora teño que levar unha lanterna para abrir a porta”. Ella es más pesimista: “É unha  tonteria pelexar –contra el Concello– porque non se fai nada”.

Asimismo, Deus asegura que las mismas demandas que ha hecho el Consello Parroquial las realizó “fai tres ou catro anos a asociación de veciños, e non nos fixeron nin puñetero caso”. Un extremo que confirma Jesús (Chucho), también de la asociación vecinal: “Estou farto de reclamar. Son un dos que máis reclama”.

A mayores, critican el estado del aparcamiento de la iglesia “que está moi abandonado”, según Manuel Deus. Con sorna, su hermano, que lo acompaña, comenta “no verán como chova para ir bailar á festa tes que levar botas ata os xeonllos”.

Expediente abierto

En referencia a las denuncias por los mirtos, el cierre y los árboles que están sobre la vía pública en el cruce O Cótaro, el concejal Lois Lamas confirmó ayer que la Oficina Técnica abrió el expediente de urbanismo correspondiente.

Los propietarios de estos terrenos defienden que todo está en orden: que el cierre de la casa no se ha tocado en 20 años, y la tubería (que ayudó a hacer al municipalidad) recoge solo las aguas pluviales. Con respecto a las quejas del Consello Parroquial por los  mirtos que rayan los coches, la vecina afectada se limitó a decir: “Se raian, que non arrimen os coches”.

Mirtos de O Cótaro
El Concello abrió expediente de urbanismo por los mirtos en O Cótaro | LA PRENSA DE CARBALLO

Estos mirtos denunciados no son los únicos que están sembrado en el margen de la carretera en O Cótaro, pero para Jesús Tasende, vecino de la aldea, hay problemas más graves. Apunta a la velocidad a la que pasan los coches o la carga que están soportando los puentes y las carreteras “que non están aptas  para camións de tantas toneladas, e pasan igual e sábeo o  Concello e sábeo os  maderistas, pero ninguén di nada”.

Cree más urgente que se asfalte la pista que va de Villa de Abade hasta Rus para desviar el tráfico de O Cótaro. “Xa o dixen varias veces no Concello e din que si, que si, pero non o arranxan”. Sin embargo, afirma que peor que O Cótaro están otras zonas como la parte baja de Entrecruces, Silván o San Paio.