Los centros sociales de Carballo recibirán un profundo lavado de cara este año, muy necesario en muchos de ellos, que tienen más de una década de funcionamiento. En la actualidad el Ayuntamiento tienen en marcha la licitación del contrato que asciende a casi 460.000 euros.

El contrato para el que se pueden presentar ofertas hasta el día 26 se divide en dos lotes: por un lado las obras de reforma de los locales de Artes, Entrecruces, Outón y Rus (380.510 euros) y, por otro, la ampliación del centro social de Sísamo y las mejoras en el de Oza (78.908 euros).

Artes y Entrecruces

La reforma del centro social de Artes costará 60.214 euros. La mejora será muy completa porque se actuará en casi todas las zonas del edificio. En el exterior se prevé construir una nueva acera , se aislará la fachada y se cambiarán las ventanas exteriores.

En el interior del centro social se actuará principalmente en la cocina (cambio de azulejos y del falso techo, modificando la fontanería y la instalación eléctrica; dotación de mobiliario y equipamiento completo de electrodomésticos, aparatos y termo eléctrico). También se ampliarán los aseos de la primera planta –y se creará uno adaptado–, y el trastero. La cubierta se cambiará, retirando la de fibrocemento con amianto y se instalará una claraboya.

El Concello de Carballo tiene en marcha la licitación del contrato de acondicionamiento de los centros sociales por casi 460.000 euros

Se pintará todo el interior del edificio, que estrenará radiadores, tarima flotante en la sala social y el distribuidor así como nuevo mobiliario.

Una reforma similar se hará en el centro social de Entrecruces, que tienen un presupuesto de 58.795 euros. En este caso no se reformará la cocina, pero sí las aceras, la cubierta, la fachada exterior (aislamiento, ventanas y derribo del porche) y los aseos.

Además, está prevista la dotación de nuevo mobiliario, equipos, radiadores, termo eléctrico, la pintura de todo el edificio, electricidad, fontanería, la reforma y la adaptación de la instalación de la protección contra incendios. Por último, se prevé construir un techo acústico en el salón social.

Outón y Rus

En los dos centros sociales de la parroquia de Rus el Concello invertirá más de 138.000 euros. Al local sociocultural de Outón se destinará la partida más alta (70.629 euros) para realizar las mismas reformas que en los centros de Entrecruces y Artes, con el añadido de la ejecución del drenaje en la zona exterior, concretamente en el perímetro de las fachada posterior y lateral derecha.

Por su parte, en Rus no se cambiará la cubierta, aunque sí se limpiará y se instalarán los canalones de aluminio. A mayores de la reforma de los aseos, la pintura, el cambio de las ventanas, la reforma de los aseos, fontanería, aislamiento, electricidad, mobiliario y radiadores, parte de los 68.181 euros de la obra se invertirán en colocar una nueva tarima flotante en toda la planta baja, en la instalación de luminarias en la escalera y en la reparación (o sustitución) de la instalación de aire acondicionado existente.

Oza y Sísamo

En el local social de Oza la mayor parte de los trabajos se centrarán en el exterior. Allí se ejecutará un muro exterior para cerrar el perímetro de la parcela donde se ubica el edificio y se acondicionará toda la fachada de madera que tiene ya siete años. En la parcela también se explanará el terreno para pavimentarlo posteriormente. En el interior solo se actuará en la instalación eléctrica y en la pintura. A estos trabajos se destinarán 25.845 euros.

Una cantidad similar (25.907 euros) se invertirá en el centro social de Sísamo. En él se construirá un nuevo edificio de casi 47 metros cuadrados de superficie que servirá de almacén. En el resto del edificio no se realizará ninguna otra actuación de arreglo o rehabilitación.

El pliego del contrato establece que el plazo para realizar el acondicionamiento de los centros de Artes, Entrecruces, Outón y Rus será de cinco meses, mientras que las obras en Oza y Sísamo durará un máximo de tres meses.


Las obras en la calle Vila de Noia están casi finalizadas

Mientras el Concello de Carballo tiene en marcha la contratación de las mejoras en los centros sociales, en el casco urbano ya están finalizando las obras en las calles que comenzaron a principios de año. La actuación civil en la Desiderio Varela ya está completada, aunque todavía estén las vallan que impiden la circulación “por obras” y también está prácticamente finalizada la segunda fase de la reurbanización de la calle Vila de Noia.

Esta última semana los operarios de Lancer se centraron nuevamente en la zona alta del vial, renovando las aceras del margen derecho –que es el único que faltaba– causando algunas molestias a los vecinos del número 21, para los que no fue nada fácil entrar y salir del aparcamiento debido a las vallas y al poco espacio que quedaba para girar entre las vallas y los coches que aparcaban en batería al otro lado de la acera. No obstante, estas molestias solo duraron una semana. Así, el grueso de la obra civil está hecho y solo faltan por últimar algunos detalles.