La contratación del servicio de formación de la Escuela de Hostelería de Carballo sufre un nuevo traspiés. Según dio a conocer ayer la agrupación municipal de Terra Galega, la empresa Formaziona Sararte acaba de recurrir los pliegos que rigen la contratación del servicio, concretamente el criterio de adjudicación referido a “eventos, premios gastronómicos y reconocimiento” en el que se valora hasta con 15 puntos la posesión de Estrellas Michelín, hasta con 10 puntos contar con Soles Repsol y con cinco puntos los premios o participación en eventos a nivel gallego o estatal.

La empresa considera que estos criterios vulneran los principios de libre concurrencia, competencia, igualdad de trato y no discriminación, argumentando que tanto las Estrellas Michelín como los Soles Repsol son galardones que se refieren exclusivamente a méritos culinarios, mientras que el objeto del contrato es un servicio de formación.

El recurso argumenta que uno de los criterios de adjudicación del servicio de la Escuela de Hostelería atenta contra los principios de libre concurrencia, competencias y no discriminación

Por tanto se considera excesivo el peso que se le da a este criterio. A mayores, explican que las Estrellas Michelín solo se otorgan a los restaurantes, limitando de forma indirecta la participación de cualquier interesado, dando ventaja a los restaurantes. Desde TEGA denuncian que los pliegos están hechos “á medida” para favorecer al único establecimiento con Estrella Michelín de la comarca.