Después de saltar a la política hace cuatro años como número seis de la lista socialista, el baiés Ricardo García Mira (A Coruña, 1956) es esta vez el segundo del PSOE coruñés al Congreso de los Diputados. Es activista social desde los 15 años “cuando me reunía en los sótanos de la casa de Moncho Valcarce”, profesor de psicología social y educación ambiental en la Universidad de A Coruña, y también vecino de Laxe “donde paso parte de mi vida”, aunque por su trabajo pasa tiempo en el extranjero lo que le ha permitido recorrer territorios muy similares a la Costa da Morte “donde pude ver las referencias de lo que puede ser el desarrollo social, económico y de identidade”.

¿Cómo lleva la responsabilidad de estar en el segundo puesto de salida del PSOE por A Coruña?
Es importante entrar en la cabecera de una lista porque te da la oportunidad de estar ahí y también le da la oportunidad a la Costa da Morte de tener una voz en Madrid que hable de los problemas y de lo que está pasando aquí y que incida de una manera más directa en los cambios que es necesario emprender. Y también es necesario tener gente en Madrid que contribuya a definir cuál es el papel del Parlamento en el desarrollo de Galicia y cuál es el papel de los parlamentarios que estaremos allí después del día 20 para definir y solucionar todos los problemas que tiene Galicia, toda la comarca de Bergantiños y la Costa Atlántica con la que yo me siento muy vinculado.

¿Las propuestas para la comarca que defenderéis en el Congreso por dónde pasan?
Esta comarca tiene una riqueza increíble que no la hay en el resto del mundo. No es necesario ir de vacaciones a Hawai ni a ningún lado del mundo. Tenemos la mayor riqueza paisajística y megalítica a través de la que se pueden contruir rutas de desarrollo turístico como rutas de faros, de dólmenes, de arte sacro. Hay muchas cosas que están desorganizadas o abandonadas, solo hay que mirar para el castro de Borneiro en el estado de abandono en el que está y que podría ser un centro de desarrollo neurálgico de una económica y de una educación y cultura que fuera referencia europea en el megalitismo. Los faros, la arquitectura, las playas, el paisaje de la Costa da Morte… ¿por qué no somos capaces de estructurar eso? Nosotros tenemos un proyecto en nuestra cabeza para desarrollar toda esa riqueza de la comarca y tendrá lugar a partir del día 20 cuando Pedro Sánchez gane las elecciones.

Durante esta campaña, ¿qué habéis percibido cuando habláis con los ciudadanos?
Hay un nivel de indecisión importante aunque es normal que exista esta incertidumbre. El ciudadano cuando ve lo que se está haciendo con las arcas del Estado, cuando se está echando mano de la caja de la seguridad social, son cosas que producen desafección y que hacen que la gente se esté replanteando cuál es el voto. Pero creo que Pedro Sánchez lo está haciendo bien. También aparecen nuevas fuerzas a las que les queda mucho camino que andar para convertirse en partidos políticos. Ciudadanos, poco a poco, va descubriendo cuáles son sus basas y sus intenciones y las Mareas-Podemos están demostrando poca experiencia y hasta algún desliz, como el de Monedero.

¿Qué ofrece la candidatura socialista de A Coruña?
La candidatura de A Coruña está integrada por gente capaz y que tenemos mucha ilusión de hacer estos cambios y consolidar un Estado de Bienestar en el que creemos, un modelo que respete a los ciudadanos. Tenemos un proyecto alrededor de Pedro Sánchez que es muy ilusionante, que corrige muchos errores del pasado pero que también pone en valor todo lo que el socialismo puso al servicio de la ciudadanía.