El desempleo en la Costa da Morte sigue su comportamiento cíclico. Nuevamente, pasada la temporada estival,  el número de parados ha vuelto a subir después de encadenar  ocho meses de caída. Según los datos publicados ayer por la Consellería de Economía, Emprego e Industria, en septiembre la tasa de paro subió casi un tres por ciento, superando nuevamente los ocho mil desocupados, concretamente 8.165.

Son un total de 235 personas las que se sumaron a las listas del paro, aunque el margen dejado durante los meses de disminución es suficiente para que el número de desempleados siga siendo muy inferior al que había cuando empezó el año (9.785).

Sectores

El único sector que resistió el pasado mes fue la construcción. Es, de lejos, el área productiva que más trabajo ha generado en los últimos meses y el único que ante la subida general de la desocupación tras el verano ha mantenido la tendencia a la baja.

Aunque la disminución es menos acusada que la de los últimos meses, en septiembre salieron del paro un total de 24 personas, dejando aún a la espera de un puesto de trabajo en el sector a 1.313 vecinos de la Costa da Morte, casi un 2% menos que en agosto y un 19% menos que en septiembre del pasado ejercicio.

La construcción es el único sector que mantiene la tendencia a la baja a pesar de agotarse el efecto estacional en el paro, con una reducción cercana al 3%

Donde más se sintió el aumento del desempleo fue en la industria y en los servicios. En la primera, 103 personas más son demandantes de empleo hasta completar las 1.559. Este dato supone un aumento del paro en el sector industrial de poco más del siete por ciento en menos de un mes, aunque con respecto a hace un año la tasa de paro disminuyó un 8,4 por ciento. En cuanto a los servicios, son 131 las personas que quedaron sin empleo tras el verano.

Cabe recordar que si bien el de los servicios es el sector que más empleo genera durante la temporada estival, la temporalidad reinante impide que los puestos de trabajo se consoliden, por lo que una vez llegado septiembre, comienza la sangría de trabajadores hasta, el menos, Carnaval. Con este aumento intermensual del 3,04%, a finales de septiembre el sector acumulada un total de 4.427 desocupados. La única buena noticia es que la tasa de paro es un cuatro por ciento más baja que hace un año.

En el sector agropesquero el aumento del paro fue apenas testimonial (0,7%) hasta las 286 personas, y los parados que no tienen ocupación anterior son ahora 580, un cuatro por ciento más que en agosto

Al detalle

Respecto a los municipios, solo dos (Zas y Santa Comba) se salvan del incremento del paro. En el primer caso, la desocupación bajó un 2,4% y en segundo, un 1,8 por ciento con respecto a agosto.

Cee, Vimianzo, Fisterra, Laxe y Carballo son las localidades en las que más subió el paro (entre 44 y 20 personas), mientras que en el resto de los municipios fue menor de 15 personas.