Como ya es habitual, las obras que se financiarán con los fondos provinciales del Plan Único de Carballo no contaron con la unanimidad de la corporación en el pleno. El asunto salió adelante (lógico con un gobierno en mayoría) pero el único partido de la oposición que votó a favor fue el PSOE para el que “podrían ser estas obras u otras, pero por alguna hay que empezar”, en palabras de la portavoz Mari Carmen Vila.
Las críticas de PP y TEGA a la propuesta del gobierno siguieron los mismos derroteros que en años anteriores. La única diferencia esta vez fue que fueron inusualmente breves. De hecho el debate del Plan Único, que solían dar mucho de sí, duró menos de diez minutos.
Abstención
Así, tanto centristas como populares criticaron que no se tuviese en cuenta a la oposición para seleccionar las obras que se financiarán con los fondos de la Diputación. Estefania Canosa, portavoz de Terra Galega, expresó que su grupo se abstendría no por no estar de acuerdo con las obras, sino porque había otras más “prioritarias y urgentes”. Recordó que en los Consellos Parroquiais los vecinos habían expuesto las obras que les parecían prioritarias, y que estas no se incluyeron en el Plan Único. Puso como ejemplo el caso de Berdillo, donde los vecinos consideraron urgente extender el saneamiento antes de las mejoras viajes previstas.
“En el casco urbano no podemos saber qué piensan los vecinos porque no se han constituido los consejos de barrio”, dijo. Con respecto a la obra de reurbanización de la calle Barcelona, se quejó la centrista de que se eliminarán plazas de aparcamiento tras las reforma.

PP y TEGA se abstuvieron y criticaron que no se contará con la oposición para escoger las actuaciones que se financiarán con el Plan Único de Carballo

El PP, por su parte, también se abstuvo por las mismas razones que los tres ediles de TEGA. “No se contó para nada de la oposición”, argumentó el portavoz Aurelio Núñez. También apuntó el conservador que había obras más urgentes y que el “gobierno tiene que ponerse las pilas y trabajar en favor del rural”.
El alcalde, Evencio Ferrero, lamentó que no hubiera unanimidad en el pleno para un “plan tan interesante para Carballo”. Aseguró que las declaraciones que TEGA y PP “no se corresponden con la realidad” en vista de que buena parte del dinero se destina a inversiones del rural (más de 700.000 euros a mejoras viarias o más de 400.000 a saneamiento), mientras que el 35% del plan que se utilizará para amortizar gasto corriente servirá también para realizar obras necesarias en las parroquias.