Varias modificaciones en la RPT y la creación de dos plazas de personal volvieron a enfrentar a la oposición y al gobierno nacionalista de Carballo en el pleno del lunes. La propuesta del gobierno solo recibió el apoyo del PSOE, aunque no sin reservas.

La polémica sobre la propuesta comenzó porque antes del pleno el gobierno entregó a los grupos un documento de 27 páginas que contenían correcciones de errores sobre la modificación de la RPT y del POS + que se dictaminaron en la comisión informativa.

Criticaron los grupos, era la propuesta de la RPT dictaminada era distinta a la que se llevaba a aprobación plenaria “y también a la que se aprobó en la mesa de negociación”, subrayó la centrista Estefanía Canosa, cuyo grupo pidió que el asunto quedara sobre la mesa para poder estudiar estas correcciones a fondo. “Es que no nos dio tiempo ni de mirarlas”, aseguró la portavoz.

“Plaza a la medida”

La petición de TEGA contó con el apoyo de PP y PSOE, pero el gobierno la rechazó recorriendo al voto de calidad del alcalde –el edil del BNG Miguel Vales no asistió al pleno– bajo el argumento de que el tema estaba lo suficientemente hablado y que tenía el visto bueno de la mesa de negociación, aunque este extremo fue desmentido ayer por la CIG en un comunicado. “No tenía sentido llevar el mismo acuerdo un mes después, porque sería un mes perdido”, comentó el alcalde, Evencio Ferrero.

Con el voto de calidad del alcalde se impidió que el cambio en la RPT quedara sobre la mesa

De estas correcciones de errores la que más suspicacias levantó entre los grupos de la oposición, en especial de TEGA, fue el cambio de denominación respecto a la plaza de oficial jefe de la Policía Local. En el acuerdo dictaminado en comisión informativa y en la mesa de negociación de personal se especificaba la “creación” de la plaza, que tiene un determinado código – y así lo recordó la CIG–, mientras que lo que se aprobó en pleno fue la “singularización” de la misma, es decir, que una de las plazas ya existentes en la RPT cambiará de nombre a oficial jefe de la Policía Local.

“Es una modificación a la medida para beneficiar a la persona que ocupa actualmente la plaza”, alega Canosa e insiste en que lo que el Concello debe hacer es sacar la plaza a oposición para cumplir con la sentencia judicial que anula el nombramiento del actual jefe de la Policía Local. Incidió la portavoz: “No la sacan, y el alcalde así lo reconoció en junta de portavoces, porque esta persona que la ocupa actualmente no podría optar a la plaza”.

Tampoco está de acuerdo la centrista con que solo se adecuen los puestos de solo algunos jefes de área. “Debería reconocerse a todos o a ninguno”, exige. Por todos estos motivos TEGA votó en contra la de propuesta.

“Un cachondeo”

Para el portavoz del PP, Aurelio Núñez, que el gobierno entregara la corrección de errores a última hora es “un cachondeo”. “Se cambió el código de la plaza hasta en tres ocasiones y el nombre en dos”, criticó. No obstante, el conservador se abstuvo no por la plaza del jefe de la Policía Local –que apoya– sino por la creación de una plaza de técnico de normalización lingüística.

Al respecto, señala Núñez que en la RPT ya hay una plaza de jefe de servicio de normalización lingüística y que en la actualidad hay un recurso de la persona encargada del área contra una sentencia contraria a su demanda de una plaza fija como jefe. “Mientras la sentencia no sea firme no tiene sentido crear una plaza cuando ya existe otra y esta persona puede seguir desarrollando su trabajo”, afirmó.

También mostró su desacuerdo por la creación de una plaza de personal eventual de técnico asesor de medio ambiente: “Todos sabemos que un asesor es una persona nombrada a dedo. Lo de técnico, sobra”.

El PSOE, que apoyó la petición de dejar el asunto para el mes que viene, votó a favor de la modificación de la RPT porque “entendemos que los actores sociales –los sindicatos y la administración– por una amplia mayoría estaban a favor del acuerdo. Nosotros solo tenemos que garantizar que no haya irregularidades”, sentenció la portavoz Mari Camen Vila.


Caldera de Biomasa

El gobierno se queda solo en la aprobación del pago de la última certificación

El BNG se quedó solo en la aprobación del último pago de la certificación de la instalación de la caldera de biomasa de la piscina Carballo Calero. Para PP y PSOE las explicaciones del gobierno no fueron suficientes y TEGA votó en contra ya que creen que las irregularidades que han denunciado desde hace un año se han confirmando. El BNG defiende que solo hubo problemas administrativos al respecto.


Reconocimiento

El PP vota a favor del pago de facturas pendientes

El segundo reconocimiento extrajudicial de crédito, por 12.290 euros, para pagar facturas pendientes de 2016 contó con los votos a favor del PP y del grupo de gobierno, mientras que socialistas y centristas se abstuvieron.


Transparencia

Los nacionalistas tumban la moción socialista que tenía el “sí” del resto de los grupos de la oposición

El voto de calidad del alcalde fue de nuevo necesario para tumbar la moción socialista sobre la transparencia y seguimiento de las mociones aprobadas en pleno. Todos los grupos de la oposición apoyaron la propuesta, pero el gobierno se “escudó”, en palabras de Vila, en que actualmente está contratada la realización de un portal de transparencia. “Nos intentan convencer de que están a favor de la transparencia, pero votan en contra”, sentenció Vila.