Los bares siguen siendo el alma de los pueblos; sus lugares de referencia. No importa si una localidad es grande o pequeña, siempre tendrá una plaza, una iglesia y un bar. Y quien dice un bar dice dos, o varios, o casi un centenar, como en el caso de Carballo.

La capital de Bergantiños es el municipio de la Costa da Morte en el que más bares y cafetería están funcionando. De hecho, casi tres de todos los bares que hay en la comarca están en la Carballo.

Según los datos recogidos por la Federación Española de Hostelería en el informe “Benditos bares en datos” –elaborado en colaboración con Coca-Cola–, en toda la Costa da Morte hay 341 de estos establecimientos de hostelería –más incluso que en ciudades como Pontevedra, Lugo o Ferrol–, 97 de los cuales están radicados en el municipio carballés.

Carballo es de los municipios gallegos con más bares, sin contar con las siete grandes ciudades de la comunidad, según el informe “Benditos bares en datos”

A pesar de la fuerza con la que golpeó la crisis a este sector –lo que propició el cierre de muchos bares y cafeterías en el municipio–, este tipo de negocio sigue siendo de los que más proliferan en la localidad, porque aunque cierre uno, en muy poco tiempo se pone en marcha otro. Así, son pocos los meses en los que no se produce la apertura de un nuevo bar o cafetería en Carballo, que precisamente en estos días con las fiestas de San Xoán y el buen tiempo es cuando más provecho le sacan al trabajo.

Líder del ránking

Carballo no solo destaca por ser el municipio con más bares de la Costa da Morte. Porque también lidera el ránking entre los municipios gallegos con más de 20.000 habitantes; sin contar, como es lógico, las siete grandes ciudades de la comunidad. En este caso, solo se le acerca el ayuntamiento de Narón, con 92.

Una de las claves que ha alentado la proliferación de bares y cafeterías en Carballo ha sido, al menos en el caso del centro, la política de peatonalización. Muchos de los nuevos emprendedores escogen las calles que son peatonales para ponerse en marcha por la comodidad que supone para las terrazas que no circulen coches por la vía.

Un ejemplo de ello son los muchos locales de hostelería que se han abierto en la calle Coruña desde que es completamente peatonal, aunque bien es cierto que no son pocas las quejas por el espacio cada vez mayor que ocupan las terrazas en la calle.

Más locales por habitante

Pero no es la capital de Bergantiños el municipio de la comarca que concentra más bares por habitante. En este caso destaca Zas, que tiene 3,78 negocios hosteleros por cada mil habitantes, contando con un total de 18 negocios. Asimismo, aunque solo tiene seis establecimientos censados, Corcubión tiene una media por cada mil habitantes de 3,74, mientras que la de Camariñas es 3,28, con un total de 18; y Santa Comba 31 (3,24 por cada mil habitantes).

Justo después de la localidad xalleira está Carballo con una densidad de bares por cada millar de vecinos de 3,1: seguido de Cee (3,01 bares de media y un total de 23 establecimientos).
Laxe, Vimianzo y Malpica tienen una media de locales hosteleros por cada mil habitantes muy similar: 2,86 en el primer caso y 2,85 en los otros dos, aunque sí difieren los números absolutos: mientras que en Vimianzo hay 21 bares, en Malpica existen 16 y en Laxe, nueve. Todos estos municipios mencionados hasta ahora están por encima de la media nacional, que se sitúa en 2,8.

Así, concentran menos bares por cada mil habitantes que la media española: A Laracha (2,74 y 31 negocios totales), Ponteceso, que tiene 15 locales (2,63 de media); Cerceda (13 bares y una densidad de 2,58 por cada millar de personas) y Cabana (2,02 con nueve bares repartidos por el municipio). Los que menos establecimientos hosteleros tienen por habitantes en la comarca son Dumbría (1,94 de media y un total de 6), Coristanco (1,87, es decir, 12 bares), Fisterra y Muxía, con ocho cada uno y medias de 1,69 y 1,62, respectivamente.