Un grupo de hosteleros y vecinos de Malpica se reunieron ayer con el alcalde, Eduardo Parga, para expresar su preocupación por la oleada de robos que ha afectado esta semana al municipio –actuando los delincuentes en siete en locales y en un coche en el Ventorrillo– y solicitar que haya más presencia de la Guardia Civil en la calle con el objetivo de disuadir cualquier nueva actuación delictiva en la localidad.

Y es que los afectados manifestaron su malestar por la “poca vigilancia de la Guardia Civil” en el municipio, según Parga. Al respecto, el alcalde manifestó que ya había mantenido una reunión con el capitán del cuartel de la Guardia Civil para que esta temporada se incrementen las patrullas de los agentes y garantizar así la seguridad ciudadana.

Se reunieron ayer con el alcalde para conocer qué hará el Concello de Malpica al respecto

Además, comentó Parga que el martes se reunirá con el subdelegado del gobierno en A Coruña para hacerle la misma petición. El regidor también informó que la plantilla de la Guardia Civil de Malpica volverá a tener a casi todos sus agentes.

En las próximas semanas se incorporará una agente que estaba de baja de maternidad y un cabo, por lo que serán seis los integrantes del cuartel malpicán, mientras que el séptimo está de comisión de servicio en Vimianzo.