Por primera vez en varios años el verano pasó en la playa de Arnados  sin registrarse ningún episodio grave de contaminación microbiológica en la zona explanada, ni en ningún otro de los arenales de Carballo. A lo largo de la temporada de baño –que todavía no ha finalizado– la Xunta y el Concello realizaron un total de trece analíticas para detectar el nivel de presencia de e-coli y enterococo intestinal en Arnados, sin que en ningún caso el volumen de estas bacterias impidiera que la calidad del agua del arenal alcanzara la clasificación de excelente.

Para tener la excelencia en las aguas las unidades formadoras de colonias (UFC) por cada cien mililitros, debe ser menos de 200 (en el caso del enterococo) y de 500 en e-coli. En Arnados, esta vez la presencia más alta detectadas fue de 150 de e-coli y 70 de enterococo, en los meses de agosto y abril, respectivamente, muy lejos de los niveles registrados durante el pasado verano que obligaron a la Consellería de Sanidade a desaconsejar el baño en la zona de la explanada.

En las trece analíticas que se realizaron en Arnados la calidad del agua fue excelente al igual que en el resto de los arenales de Carballo

No obstante, no está garantizado que estos episodios no de vuelvan a repetir el próximo verano. Consultado el alcalde, Evencio Ferrero, sobre si el Concello realizó este verano alguna actuación especial para evitar los vertidos –detectó su origen o impulso alguna multa a los responsables–, indicó: “No se hizo nada especial. Todos los controles fueron los mismos que otras veces”.  El regidor apunta a que lo más probable es que estos vertidos puntuales al río fueron provocados por alguna persona, aunque no se ha identificado quién o en qué punto del recorrido del regato hasta la playa.

En el resto de los arenales de Carballo (Razo, Pedra do Sal, As Saílas y Baldaio) los resultados siguen siendo óptimos, y la calidad de sus aguas a lo largo de todo el verano fue excelente.

Bandera azul para Razo

Estos episodios de contaminación microbiológica hicieron perder la bandera azul de Razo por solo  tener sus aguas la clasificación de “Buena”. Por esto motivo, el Concello dividió la zona de baño de Razo en dos: por un lado Razo –toda la zona de acantilados– y, por otro, Arnados –la explanada–, con el objetivo de recuperar la bandera azul en la primera, que es la playa carballesa más reconocida por los bañistas.

Para poder lucir de nuevo el distintivo la normativa exige que durante cuatro años la calidad del agua en el arenal sea excelente, así que el Ayuntamiento  de Carballo espera que para el próximo verano la enseña vuelva a izarse en la playa. En las restantes, y en vista de las analíticas, la bandera azul está asegurada.