La futura ordenación urbanística del litoral carballés incluirá el área de regeneración ambiental de Razo de algo más de cien mil metros cuadrados, de la que formará parte la zona de los taludes. Según figura en el documento inicial estratégico del plan de ordenación de Razo-Arnados, la zona de los acantilados es la que mayor riesgo natural presenta por los continuos desprendimientos.

Señalan los redactores que “o retroceso imparable da costa, debido fundamentalmente pola subida do nivel do mar, fai que os desprendementos e a erosión dos cantís nos próximos anos se agrave. No caso de non tomarse medidas o litoral irá desaparecendo de forma progresiva”.

Medidas propuestas

Para frenar la degradación de los acantilados, en el borrador del plan especial se proponen varias medidas. La primera es retranquear del borde costero el vial cerrado por los desprendimientos. Al respecto, cabe recordar que la nueva ordenación prevé eliminar el tráfico rodado por la primera línea de playa, y por eso se plantea un vial alternativo que vaya desde la rotonda de Arnados y conecte con la carretera del puerto de Razo, por la parte alta.

Toda el área de regeneración ambiental de Razo tiene una superficie de algo más de cien mil metros cuadrados según el borrador del plan especial que actualmente está en exposición pública.

Para aliviar la presión sobre los acantilados se eliminarán los aparcamientos, trasladándolos al interior del núcleo rural de Arnados, donde se crearán cuatro zonas de estacionamiento con unas 900 plazas. Por último, se recomienda prohibir nuevas construcciones en las zonas de inundación del río Oza y Barcia. Además, “acoutarase o paso ás baixadas á praia existentes que poderán sufrir lixeras modificacións que en ningún caso suporá un maior impacto”.

Regato de Porriño

Además de las actuaciones para aliviar el riesgo de desprendimiento de los taludes, en esta zona se pretende recuperar el regato do Porriño y, parcialmente, la topografía del terreno original. “A idea- dicen los redactores– é recuperar este corredor ecolóxico e que se converta nun elemento estruturante do sector, permitindo romper a monotonía visual desta zona”.

En la parte más oriental estará la mayor área de regeneración ambiental de Razo (en cuanto a tamaño), concretamente en el entorno del actual campo de fútbol, que como ya se explicó en estas mismas páginas hace unos días, se prevé que cambie de ubicación.

Esta zona incluye la totalidad de los terreno de la Rede Natura, además del ámbito más meridional que forma parte de la zona de protección costera en un corredor ecológico definido en el Plan de Ordenación do Litoral (POL). En este ámbito “elimínase a posibilidade de circulación e aparcadoiro de vehículos, manteranse os dous camiños existentes (de acceso ao campo de fútbol, e acceso á praia de Razo e Praia de Baldaio) como sendas peonís”.

Uno de los senderos enlazará con el que va paralelo a la playa de Baldaio y los otros dos tramos que van a la playa y al campo de fútbol serán caminos peatonales que permitan el acceso de vehículos de emergencia cuando sea necesario. El área de regeneración se extiende así de este a oeste por la primera línea de playa y en toda ella se prevé la implementación de medidas para proteger las especies protegidas y eliminar las invasoras.