Los 25 grados de temperatura de los que está disfrutando Carballo ha invitado a muchas personas a acercarse a la costa municipal, que ayer y a o largo del fin de semana estuvo muy concurrida. Con un verano anticipado los vecinos ya se están preparando la temporada estival, al igual que el Concello, que ya ha puesto a punto los arenales y que en breve –la próxima semana seguramente– comenzará a preparar las bases para contratar a los socorristas.

El Concello de Carballo intentará de nuevo contratar a 35 socorristas para los arenales locales este verano. No será una tarea fácil dadas las dificultades que tuvieron en las temporadas pasadas para cubrir todas las plazas. Dificultades que, casi con seguridad, volverán a repetirse este verano. O al menos así lo cree el jefe de la Unidad de Salvamento y Socorrismo de Protección Civil, Javier Souto, ya que básicamente “hay más plazas que socorristas”.

La contratación de los socorristas empezará a prepararse este mes para poner en marcha el servicio a mediados de junio

El pasado viernes la Xunta publicó la modificación del decreto 2012 que fija la formación mínima de los socorristas acuáticos –y que exige un certificado de profesionalidad– para ayudar a solucionar los problemas de cobertura de las plazas de socorrismo en toda la Comunidad.

Prórroga

Estos problemas se intentarán solucionar a través de dos medidas: la primera es la prórroga de otros cuatro años para que puedan seguir ejerciendo los trabajadores que no tienen la titulación requerida. La segunda pasa por permitir que los titulados de INEF y técnicos de actividades deportivas puedan ejercer como socorristas realizando un curso puente de adaptación de la actividad física y deportiva al socorrismo en espacios acuáticos naturales con una duración de 270 horas.

Sin embargo, la obtención del certificado de profesionalidad seguirá siendo una prioridad. De allí que desde el 6 de marzo esté en marcha un curso de formación financiado por el Plan de Emprego Local (PEL) de la Diputación que permite cinco plazas por cada ayuntamiento de la provincia.

Precisamente la cantidad de horas de formación que se necesitan para obtener este certificado de profesionalidad (380 horas en el caso de los espacios acuáticos naturales) para un trabajo temporal de apenas tres meses y con un sueldo mensual bruto que no supera los 1.400 euros, es lo que hace tan difícil encontrar personal para las unidades de socorrismo durante el verano.

Inicio de la temporada

A pesar de ello, el Concello carballés intentará de nuevo cubrir las 35 plazas (hasta hace dos año eran 32) para que el servicio comience a funcionar el 10 de junio. La prioridad, como todos los años, será dotar de vigilancia a las playas de Razo, Baldaio, Pedra do Sal y As Saíñas y, en caso de contar con todos los efectivos, ampliar el servicio a la pequeña pero cada vez más concurrida playa de Arnela, algo que ya se pretendía en 2016 y que no se logró.

La previsión es que las pruebas de selección se celebren en mayo y poner a funcionar la unidad con todos los socorristas posibles desde el primer día y hasta mediados de septiembre.