El Concello de Carballo prepara la instalación de más de trescientas luminarias led en el rural. Según explicó ayer el alcalde, Evencio Ferrero, la intención del gobierno es sustituir todos los puntos de luz en el rural que todavía tarifican con el sistema de tanto alzado por las que se paga un estimado “estén o no encendidas, lo que suele favorecer a la compañía eléctrica”, señala el regidor.

Además del sistema de tarificación, estas trescientas luminarias tienen el añadido de ser lámparas de vapor de sodio, mucho menos eficientes energéticamente que las de tecnología led por las que se sustituirán, igualándolas a las que hay en el resto del territorio municipal desde hace varios años y que convirtieron a Carballo en uno de los ayuntamientos pioneros en eficiencia energética en Galicia.

Además, explica el alcalde, también se instalarán nuevos puntos de luz en las viviendas que se han construido en los últimos años y se repondrán algunas de las luminarias del alumbrado público que se eliminaron y que se consideran necesarias por seguridad. Es por eso que, más allá de esas 300 de tanto alzado, el número total de luminarias led del alumbrado público que se colocarán en los próximos meses no está cerrado por el momento.

El Concello eliminará todos los puntos de luz con tarifa a tanto alzado que hay en el rural por luminarias led

El Concello ya tiene identificadas algunas de las luminarias que se repondrán, pero ha pedido a los consellos parroquiales que hagan llegar las demandas de reposición para que sean valoradas por los técnicos e incluirlas en el proyecto que se está preparando y que se financiará con los 150.000 euros que están incluidos en los presupuestos de este año.

Modificación del contrato

Para hacer posible este proyecto el gobierno municipal llevará a pleno el próximo martes la cuarta modificación del contrato de servicios energéticos y mantenimiento del alumbrado público. El objetivo de la modificación es incluir una nueva cláusula como un supuesto especial que sería de aplicación subsidiaria únicamente en aquellos casos en los que la inversión e instalación de las nuevas luminarias no fuese realizada por el contratista. Es el caso de las lámparas que instaló la Xunta en la nueva senda mixta de Bértoa, o en las que prepara el Ayuntamiento

Se trataría, en resumen, de ajustar la fórmula de revisión de precios por el incremento de puntos de luz no suministrados por la concesionaria, en la que en vez de hacer referencia a la oferta hecha por el adjudicatario, se tendrán en cuenta los precios de mercado en el año en el que se produzca el incremento de las luminarias.

Al respecto, los tres grupos de la oposición han solicitado al Concello los cuatro informes sobre la modificación (los emitidos por Secretaría, Intervención, el técnico supervidor y la empresa que redactó los pliegos, Lagares y Oca) porque “contén cuestións xurídicas e económicas” que quieren aclarar. Una de ellas es que el secretario en su informe indica que esta cuestión ya tenía que haberse tenido en cuenta en los pliegos originales.