Casi nueve de cada diez personas que fueron contratadas en la Costa da Morte durante el mes de marzo solo lo hicieron de forma temporal. Según los datos del SEPE publicados recientemente, el 87% de los contratos suscritos el pasado mes en el conjunto de las comarcas de Bergantiños, Fisterra, Soneira y en los municipios de Cerceda y Santa Comba fueron de tipo temporal, frente solo al 13% de los acuerdos laborales indefinidos.

Lo cierto es que marzo fue el mes más activo en lo que a contrataciones se refiere, debido al efecto de la Semana Santa cuando, habitualmente, aumenta la contratación y baja considerablemente el paro, tal y como sucedió este ejercicio. En total, los contratos suscritos en marzo fueron 1.768 –1.538 temporales y 230 indefinidos– un 14% más que en febrero y casi un 18% más hace un año, lo cual es una buena noticia para la comarca.

En el mes de marzo hubo un impulsó de la contratación, que fue un 14% mayor
que en febrero

No obstante, esta buena noticia la empaña el hecho de que la temporalidad siga dominando en el mercado laboral de la zona, algo que denuncian mes a mes los sindicatos criticando no solo el elevado número de contratos de corta duración, sino también la precariedad laboral que de ellos se deriva.

La temporalidad contractual afecta de igual manera a hombres y a mujeres. Si bien es cierto que en números absolutos son más los contratos temporales femeninos que masculinos –801 frente a 737–, porcentualmente la afectación es muy simular –87% por un lado y 86% por el otro– esto debido, básicamente, a que fueron más las mujeres contratadas el pasado mes (917) que hombres (851).

Contratación por sectores

Como es lógico en Semana Santa, el sector que más contrataciones realizó el pasado mes fue el de los servicios. En esta área productiva se suscribieron 1.224 contratos de trabajo (300 más que en febrero), centrados en especial en los municipios más poblados y, obviamente, en los más turísticos.

Así, en Carballo, de los 401 contratos formalizados a lo largo del mes, 253 fueron del sector servicios, lo que representa el 63% de las contrataciones que ascienden al 92% en el caso de Fisterra, donde 132 personas fueron contratadas en este sector de los 143 acuerdos totales cerrados. Los servicios emplearon a otras 112 personas en Cee y Vimianzo, respectivamente, a otras 104 en Santa Comba y a casi un centenar en A Laracha y Camariñas. En el resto de los municipios los contratos de este sector variaron entre los 13 de Cabana y los 68 de Ponteceso, pero en todos los casos –menos en Cerceda– es el que más contrataciones realizó en todo el mes.

En la industria, por su parte, se formalizaron 256 contratos, la mayor parte de ellos en Carballo (83) y Cerceda (80). Sin embargo, en este sector la contratación bajó más de un 12% respecto a febrero si bien se evidencia un ligero ascenso con respecto a hace un año de poco más del tres por ciento.

En la construcción los contratos registrados ascienden a 149, casi un 23% menos que hace un mes. En este caso en Carballo fue donde se realizaron las mayores contrataciones del sector (el 37% del total), con 55 acuerdos cerrados, muy por arriba del resto de los municipios en donde el sector del ladrillo empleó a menos de 15 personas cuando no a ninguna, como sucedió en Fisterra y Malpica.

Por último, en el sector primario aumentó el número de contratos hasta los 139. Camariñas es la localidad que aglutina el mayor número de acuerdos en la agricultura, con 33.