En Carballo hay actualmente 77 casos activos de Covid-19, según acaba de informar la gerencia del área sanitaria de A Coruña-Cee al Concello. Es la primera vez que se conoce el número oficial de positivos en el municipio, tras la insistencia del gobierno municipal, y con la entrada en vigor, por al menos una semana, de las restricciones impuestas por la Xunta tras el aumento de la incidencia esta semana. Según información de la Consellería de Sanidade, la incidencia acumulada en los últimos siete días en Carballo es de 181,8 casos por cada 100.000 habitantes.

Ayer, la decisión de la Xunta fue una “sorpresa total” para Carballo, ya que más allá de casos puntuales que se fueron confirmando, algunos bares o empresas que cerraron por precaución al detectar casos entre sus clientes y, sobre todo, muchas especulaciones en la calle y por las redes sociales, hasta hoy ninguna información ni dato oficial sobre casos activos de Covid hacía pensar que la situación sanitaria fuera tan grave para aplicar estas restricciones de la noche a la mañana.

El alcalde carballés, Evencio Ferrero, conoció la aplicación de estas restricciones unas horas antes del anuncio del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez, en rueda de prensa. “Chamoume o xerente da área sanitaria para informarme que se ían a adoptar máis medidas de control sanitario na zona. Pregunteille polos casos activos que había en Carballo, pero non mo dixo, non sei a razón, e ata o momento ninguén da Consellería púxose en contacto connosco para informarnos da incidencia que hai no noso concello, o que me parece sorprendente”, declaró ayer en la tarde el regidor.

Medidas locales

A raíz de la decisión de la Xunta, el Concello de Carballo reactivará la comisión de seguimiento del Covid-19. “Terase unha reunión esta mesma semana e a partir de aí valoraremos se aplicar outras medidas adicionais desde o Concello”, indicó Ferrero.

En A Laracha, en donde también se aplican restricciones desde hoy, ya tienen claras las medidas que se tomarán a nivel local para reforzar las restricciones de la Xunta a las que se dará vía libre hoy en la comisión de seguimiento, que afectan a la feria de Paiosaco y a los actos previstos de los Milagros de Caión.

Así, este domingo la feria de Paiosaco estará limitada a la venta de productos de alimentación y del campo, los puestos se otorgarán por orden de llegada y se instalarán bajo supervisión municipal. Además, vuelven los controles de acceso y de aforo. El Concello también decidió suspender todos los actos culturales y recreativos de las fiestas de los Milagros de Caión y las misas previstas inicialmente en el santuario de los Milagros, tendrán lugar en la iglesia parroquial y con un aforo del 50% de capacidad. Asimismo, en la playa de Caión y en el área recreativa de Gabenlle se restringirán las reuniones a un máximo de diez personas.

El alcalde, José Manuel López Varela, mostró ayer su “preocupación pola situación”, en especial por la afectación que tienen las medidas sobre el sector hostelero y la feria de Paiosaco, pero cree que son favorables “se iso fai que se reduzan os contagios”. Sobre los casos activos que hay en el municipio, el regidor insistió en que el Concello no tiene autorización ni competencias para confirmar datos, ya que de eso es responsable Sanidade. “O que podamos preguntar é para facilitar axuda e colaboración aos que están afectados”, zanjó. La incidencia acumulada en A Laracha en los últimos siete días es de 132,2 casos por cada 100.000 habitantes.

Santa Comba, en cambio, sí conoce desde hace tiempo el número de casos activos en el municipio. Actualmente son 39, aunque pueden aumentar en los próximo días porque existes vecinos que están pendientes de los resultados de las PCR. La incidencia acumulada es de 169,7 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. El vista de la situación y de las restricciones de la Xunta, el Concello decidió ayer suspender la feria municipal hasta nuevo aviso y retrasar el comienzo del curso en la escuela infantil municipal.

En Ponteceso, el gerente del área sanitaria confirmó los 18 casos activos de Covid anunciados por el Concello. La próxima semana se realizará un cribado preventivo a los taxistas, al servicio de ayuda en el hogar y en las instalaciones deportivas, que abrirán paulatinamente. También se reanudan los mercados, solo limitados a productos alimentarios, esenciales y de la huerta y, por último, se reforzará la vigilancia sobre las reuniones y fiestas privadas para evitar incumplimientos. En Laxe, aplazaron todas las actividades culturales programadas, por los ocho casos activos.