El sector comercial y hostelero de Carballo es, sin duda, uno de los que más está sintiendo las consecuencias del estado de alarma por el coronavirus que desde hace casi una semana mantiene cerrados casi todos los establecimientos del municipio. Ahora, con las nuevas medidas económicas anunciadas por el gobierno, el comercio carballés se está organizado para conocer el alcance de las mismas y cómo afecta a su situación laboral. 

En este sentido, desde el Centro Comercial Aberto de Carballo que aglutina a casi 80 comercios del casco urbano y de diversos sectores, han decidido implementar para sus asociados un número de información para hacer llegar dudas y sugerencias derivadas de la “excepcional situación”. “Estamos á espera de que a asesoría xurídica nos faga un resumo das reformas e medidas económicas aprobadas polo gobernó español para paliar esta crise, e que afectan á vosa situación laboral”, apuntaban desde la junta directiva del CCA a través de sus redes sociales. 

A su vez, los comerciantes carballeses hacen un llamado a la responsabilidad “para evitar a propagación do virus e a saturación do sistema hospitalario”. 

Las redes sociales se han convertido en el medio para mantener a los emprendedores carballeses conectados con su clientela. Algunos hosteleros han utilizado Instagram para hacer tutoriales en vivo de cómo hacer un buen café, y también algunos gimnasios postean sesiones de entrenamiento diario para no perder la forma.

Paro para autónomos

Según adelantó en sus redes sociales Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, todos los trabajadores por cuenta propia podrán solicitar la prestación por cese de actividad. Si bien estas medidas no estaban previstas en el real decreto aprobado el martes por el Consejo de Ministros, Amor afirmó que “el Gobierno ha flexibilizado las condiciones de acceso y corregirá todas las lagunas el próximo martes en el Consejo de Ministros”, si bien como reconoció más tarde no sería necesario esperar hasta la próxima semana. 

La prestación por cese de actividad “será para todos los autónomos (personas físicas y societarios)” y no será necesario darse de baja de la Seguridad Social ni de Hacienda y los autónomos con tarifa plana o bonificación podrán solicitarla sin perder sus beneficios. “Se cobrará el 70% de la base imponible”, explica Lorenzo Amor y la entidad gestora se hará cargo y cotizará por el autónomo, por lo que se mantiene el alta en la Seguridad Social. “La única duda es a esta hora los autónomos empleadores, si podrán cobrarla o no sin necesidad de hacer un ERTE”, matiza.