Conservas Calvo se ha adherido al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, una iniciativa internacional que promueve implementar diez principios universalmente aceptados para promover la Responsabilidad Social Empresarial en las áreas de Derechos Humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

El consejero delegado del Grupo Calvo, Mané Calvo, ha comentado que “la participación activa en el Pacto Mundial nos va a permitir seguir avanzando en nuestro compromiso con la gestión ética y responsable del negocio. Esperamos aprovechar el espacio de intercambio y de trabajo que supone compartir experiencias y prácticas con otras empresas e instituciones para convertirnos en un referente en el sector en materia de sostenibilidad”.

La iniciativa a la que de adhiere Conservas Calvo promueve implementar diez principios a la Responsabilidad Social Empresarial

La conservera carballesa suscribe así –como socio de la Red Española del Pacto Mundial– la visión de la Organización de Naciones Unidas, impulsora del Pacto Mundial, de que para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), incluidos en la nueva Agenda 2030, es imprescindible contar con la implicación y la acción directa de la comunidad empresarial.

Formar parte del Pacto Mundial es un hito más en el largo compromiso del Grupo Calvo con la sostenibilidad y se enmarca dentro del desarrollo de su Plan Director de Responsabilidad. Este plan afecta de forma transversal a todas sus unidades de negocio y áreas de actividad con el fin de promover un modelo de negocio responsable y sostenible a largo plazo, en línea con los valores de la compañía y con su forma de actuar desde sus inicios, hace más de 75 años.

En este caso cabe recordar que en el mes de enero la Consellería de Economía, Emprego e Industria reconoció las buenas prácticas pesqueras de Conservas Calvo otorgando a la multinacional carballesa el Premio de Responsabilidad Social Empresarial de Galicia en los ámbitos ambiental y económico. La Xunta premió de esta manera la implicación de Calvo en las buenas prácticas de pesca, a través de proyectos como Calvoatún o CalvoShark, y por su apuesta por el diálogo y la rendición de cuentas.